Entradas

Hasta dentro de dos semanas

Imagen
Como ya habréis sabido nada mas leer el título, esta no es una entrada al uso sino un aviso de que por dos semanas voy a estar sin actualizar el blog (con suerte quizá no pase tanto tiempo), así que disculpadme todos aquellos que comentáis el blog con asiduidad y a los que yo también comento por si voy a estar especialmente ausente estos días, sin poder hacer apenas comentarios de vuestros artículos. Pero otro aviso importante voy a hacer, y es que voy a publicar una serie de entradas que van a ser un tanto especiales, algo alejadas de lo que suelo hacer generalmente, y que tan pronto os podrán parecer creativas y originales, como horripilantes e irrisorias, pero eso ya queda al gusto de cada uno; y por supuesto, también voy a retomar los análisis que venía haciendo sobre la Biblia y aprovecharé a hacer recordatorios sobre mis antiguas entradas, ya que me temo que este año no voy a poder hacer demasiadas renovaciones en cuanto a obras literarias se refiere.
Dicho esto, espero que estéi…

Tres libros de mi infancia

Imagen
Coincidiendo esta publicación con el primero de enero del 2018, he pensado que a veces no está del todo mal dejarse llevar por la temática general de las publicaciones de nuevo año, aquellas que repasan lo mejor y lo peor del año anterior, o los nuevos propósitos para el que viene, así que yo también he querido rememorar, pero no nada que tenga que ver con el 2017, sino con la década de mi infancia, la de los 90. Y en esta ocasión, me apetece mucho hablar de tres libros que me dejaron en su momento cierta huella en mi mente infantil; uno de esos libros aún lo conservo, y de los otros dos (por desgracia) no sé absolutamente nada, lo que indica que hace años pasaron a formar parte de la papelera de reciclaje.
Las aventuras de Quino

Esta historia formaba parte del cuaderno de lectura de la Editorial Anaya para primero de infantil, si mal no recuerdo, y la historia trataba de un niño llamado Quino que por su cumpleaños recibía un koala de peluche como regalo, peluche que narraba toda la his…

Oda a la inocencia

Imagen
Seré breve, que hoy es 25D y la gente está a otras cosas que no tienen que ver con leer blogs. Siempre he creído que lo peor de la televisión eran los programas del corazón, poco menos que antros audiovisuales donde gente famosa (¿famosa de qué y por qué?) iba a contar su vida a cambio de dinero ¡Pero si no dicen más que mentiras! ¿Cómo la gente puede seguir viendo estos programas sabiendo que todo es un burdo montaje? Y además ¿por qué la vida de gente ajena a la realidad de cualquier persona de a pie tiene tanto interés? Era simplemente un sinsentido y no podía entenderlo.
Siempre he creído que lo peor de la televisión eran los reality-shows, esos programas cuya fórmula solo funciona la primera vez, porque después parece que ya está todo visto, y eso los guionistas, productores, directores, etc... lo saben, y por eso también necesitan hacer montajes que enganchen a la audiencia, aunque sea a costa de preparar espectáculos que ni los orangutanes de Borneo podrían hacer por su desarroll…

Madame Bovary: esto te pasa por leer demasiado (II)

Imagen
¿Cuántas veces habremos escuchado que las noticias, ante un crimen atroz, tratan de buscar cabezas de turco en las aficiones del criminal? Por ejemplo, un hombre mata a todos sus vecinos tras perder a un juego de rol en internet y luego se suicida; ¿detonante del crimen?: los juegos de rol. Un joven mata a su familia emulando al personaje de su película favorita; ¿detonante del crimen?: películas violentas. Este reduccionismo que pone todo el foco de atención en un solo factor al que culpar, es una cortina de humo perfecta para no ahondar en las posibles carencias educacionales, mentales, o emocionales que llevan a ciertas personas a comportarse como se comportan. La misma suegra de Emma Bovary echa mano de ese reduccionismo, y está convencida de que la causa que provoca que su nuera tenga descuidada a su familia son los libros. Como dije en la primera parte, Emma es histriónica, a veces manifiesta abiertamente su desprecio hacia todo el mundo, criticando lo que todos aprobaban, y apr…

Madame Bovary: esto te pasa por leer demasiado (I)

Imagen
Lo que parece una corriente moderna y transgresora de los tiempos actuales, como el rechazo hacia el amor romántico, no nació ayer. El rechazo hacia el amor romántico no lo patentamos los que vivimos en el siglo XXI. Madame Bovary, de Gustave Flaubert, fue una de las novelas pioneras en este sentido, y digo fue una de ellas y no "la" novela pionera, porque estoy segura de que antes de esta historia ya hubo muchas otras que defenestraron los romances, como Romeo y Julieta, pero esa es otra historia.
Esta novela de 1857 se llevó críticas monstruosas, y eran populares las que la tachaban de obscena e indecente, pero curiosamente se convirtió en todo un éxito por una sola razón: morbo. ¿Pero qué tenía esta novela para causar semejante rechazo y atracción a partes iguales? Dos grandes ingredientes:  sexo, y religión; o dicho de otra manera: fuego y gasolina. El argumento rápido sería el siguiente: Charles Bovary, un reputado médico, se enamora de Emma Rouault, hija de uno de sus p…

Harry Potter y la infancia maltratada (II)

Imagen
Antes de entrar en materia con esta segunda parte, creo que no está de más advertir que, aunque en realidad no voy a contar nada que pueda revelar el final de la saga, sí que puedo destripar aspectos importantes sobre la vida de algunos personajes que a lo mejor alguien prefiere descubrir por su cuenta leyendo los libros ordenada y tranquilamente, así que si este es vuestro caso, os recomiendo que directamente no leáis esta entrada. Y ahora sí, después del aviso, vamos ya al grano.
No son pocos los estudios que señalan la alta estadística de maltratadores que a su vez sufrieron abusos en la infancia, como si de una herencia maldita se tratara. Harry Potter, a pesar de haber vivido 11 años bajos los abusos de su entorno familiar y escolar, en ningún momento repite ese patrón, pero hay otros personajes que sí lo hacen. Severus Snape, profesor de Pociones, se convierte en el principal dolor de cabeza de Harry desde que entra en el colegio Hogwarts, y eso no es todo, sino que además muestr…

Harry Potter y la infancia maltratada (I)

Imagen
Una de las claves que ha hecho posible el éxito de Harry Potter es que es muy fácil identificarse con el protagonista principal, pues es un chico normal sin ningún tipo de talento aparente, hasta que se descubre su naturaleza mágica. Si la temática de Harry Potter no tuviera que ver con la magia, estaríamos ante la historia de un niño que ha sufrido maltrato desde el principio, tanto en su casa como en el colegio, y no sería un semi-gigante montado sobre una moto voladora (Hagrid) el que viniera a rescatarle, sino los servicios sociales. Tener como dormitorio una reducida alacena debajo de las escaleras, aguantar los constantes desprecios de sus tíos (Harry es huérfano y vive con ellos), aguantar el acoso de su primo y de sus amigos en el colegio, y para colmo no tener apenas amigos porque todo el mundo parece rehuirle, podría ser el inicio de una historia dramática o de terror; creo que la protagonista de Carrie, de Stephen King, no tenía una vida muy diferente a la de Harry. ¿Pero q…