viernes, 2 de diciembre de 2016

Top Girls: (in)solidaridad femenina (I)



          "El peor enemigo de una mujer es otra mujer". ¿Cuántas veces habremos oído esta frase a lo largo de nuestra vida? Al igual que otras tantas veces hemos tenido que escuchar lo que se decía de las mujeres y la feminidad en diferentes períodos de la historia, en diferentes clases sociales, e incluso en diferentes escuelas de pensamiento; y en no pocas ocasiones, esas opiniones rozaban lo obsesivo. Mucho se ha hablado de cómo se ha tratado de dejar a la mujer al menos un escalón por debajo del hombre en casi cualquier campo; por lo tanto, lo lógico sería suponer que las mujeres lucharan contra esas injusticias como un equipo con la misma meta. Dicho de otra manera, si la sociedad trata a las mujeres de una manera muy distinta a los hombres tan solo por llevar el cromosoma XX, sería lógico pensar que eso deriva inevitablemente en el desarrollo de un sentimiento de grupo.
          Top Girls, escrita por Caryl Churchill en 1982, es una obra de teatro que cuenta la historia de una exitosa mujer de negocios llamada Marlene, quien organiza una reunión con algunas mujeres relevantes de la historia, como la "Papisa" Joan, la exploradora Isabella Bird, o la emperatriz japonesa Lady Nijo, para discutir asuntos relevantes a la feminidad y al papel de las mujeres en la historia. Lo que promete ser una velada intensa, acaba por ser una exposición de por qué los intereses propios y la falta de solidaridad son el peor veneno para ellas como colectivo.

Una de las representaciones de la obra

          Antes de ir al análisis de la obra, creo que es importante tener en cuenta algunos datos reales que van a ser muy útiles para entender el tema de este ensayo de una manera más general. Hay una reflexión muy común que dice que la discriminación hacia las mujeres es consecuencia de la opresión patriarcal, y sin embargo, hay ciertos detalles que tienen que servir como punto de referencia: por ejemplo, la población femenina ha superado el 50% de población total durante varios años (al menos en España), los niños reciben las primeras influencias de parte de sus madres y de otras figuras femeninas como las abuelas, por no mencionar que el sistema de educación infantil está supervisado en mayor medida por mujeres. Bien, si recordamos ahora otra célebre frase que dice que la mano que mece la cuna es la que dirige el mundo, entonces la lógica nos dice que las mujeres están a cargo de uno de los procesos más importante de todos: la educación.
          Y ahora la pregunta que viene es, ¿entonces cómo es posible que haya tantas mujeres siendo relegadas a una posición subordinada? Simplemente no tiene sentido, pero creo que la respuesta es tan retorcida como la propia obra de Churchill. De lo que hablan estas mujeres es de sus problemas y experiencias, y de cómo han sobrevivido en un mundo que ha sido en muchas ocasiones muy agresivo con ellas. Sorprendentemente, después de toda esa charla sobre la influencia del patriarcado y de cómo las mujeres son discriminadas una y otra vez, resulta que apenas aparecen hombres en toda la obra. La figura masculina no existe, es un fantasma. Entonces, ¿contra quién están luchando?

La I Guerra Mundial trajo consigo el trabajo femenino, pero no se les reconoció su derecho al voto mediante una legislación internacional hasta 1948

          Antes de explicar las causas y consecuencias de este comportamiento, volvamos de nuevo a lo que pasaba en épocas pasadas. Es cierto que la educación de los niños estaba a cargo de la madre, pero durante el siglo XIX la identidad de la mujer pertenecía al marido. Frente a la ley, la mujer y el marido eran uno, pero solo el marido imponía las reglas, incluyendo el castigo a cada miembro de la familia si era necesario. Dentro de este contexto, es obvio que las mujeres no tenían demasiadas posibilidades de educar a los niños según sus parámetros de igualdad. ¿Pero qué es lo que pasa ahora? Parece que aún perviven muchas consideraciones sexistas sobre lo que una mujer o un hombre debe ser en la sociedad.
            Teniendo esto último en cuenta, y teniendo en cuenta que yo vivo en Occidente ¿acaso es justo seguir echando toda la culpa al sistema patriarcal, cuando hoy en día se supone que todos somos libres para pensar por nosotros mismos, en comparación con lo que sucedía años atrás? Top Girls desde luego es una representación muy útil para hacerse una idea de cuál es el problema. Representaciones que pasaré a comentar en la próxima entrada.
           Todos los comentarios son bienvenidos.

Fuente de las imágenes:
http://www.bloomsbury.com/uk/top-girls-9781408106037/

http://elkhuntersjournal.com/photorfu/caryl-churchill-top-girls

http://www.larioja.com/culturas/201408/04/trincheras-nombre-mujer-20140804002605-v.html

martes, 29 de noviembre de 2016

Fausto, de Goethe: conociendo el Sturm und Drang (II)




          "El Fausto nació cuando Werther. La primera parte es casi completamente subjetiva; es la obra de un individuo preocupado, lleno de pasión. Pero en la segunda parte no hay apenas nada subjetivo; aparece en ella un mundo más alto, más vasto, más claro, menos apasionado, y quien no haya vivido algo y no posea ninguna experiencia no sabrá qué hacer con él".

          En palabras del propio Goethe, podemos entender que esta obra nos cuenta una historia de vida que va desde el idealismo más ambiguo, hasta que encuentra su cauce en algo más empírico; algo que pasa de ser un movimiento prerromántico, hasta encontrar su sentido en el racionalismo. Aunque lo que más me gusta de esa cita de Goethe es la referencia a la pasión, porque es precisamente la pasión lo que le lleva a Fausto por el camino de la mala vida. La pasión por el conocimiento es el gran clásico de esta obra, no hay duda, ¿pero que hay de la pasión sexual de Fausto hacia Margarita? Es el deseo por ella lo que empuja a Fausto a huir a la naturaleza salvaje, porque piensa que es allí donde todo lo que él considera sus males sanarán.

          Me quiero parar en esta parte, porque aquí he creído identificar la influencia del movimiento romántico y del Sturm und Drang en todo su esplendor. ¿Qué concepto más romántico que el de la naturaleza como remedio para los sufrimientos del hombre? Goethe expone, ni más ni menos, una de las grandes máximas del Romanticismo, y era la creencia de que la civilización era lo que paradójicamente asalvajaba al ser humano, mientras que en lo salvaje de la naturaleza era donde el hombre podía encontrar su refugio natural, como el bebé que vuelve al útero de la madre para vivir en paz.

Fausto y Margarita. Parece una relación romántica, pero no lo es 

          Por supuesto, la diferencia de edad entre Fausto y Margarita es notable, siendo él mucho más mayor que ella. Es muy fácil pensar que simplemente esa tendencia ha existido toda la vida, mujer muy joven con hombre mayor, pero poniéndonos en contexto, no está de más añadir que una de las cosas que más valoraba el Sturm und Drang era el valor de lo nuevo, de la novedad, de lo que aún está saliendo de la crisálida. Es por estos motivos por los que creo que Goethe describía su propio via crucis personal a propósito de su sistema de creencias, gracias al via crucis del doctor Fausto: él (Fausto/Goethe) se siente tentado por la hermosura de la juventud (Margarita/Sturm und Drang), pero algo dentro de él le dice que lo que está haciendo no está bien, así que opta por buscar refugio en la tranquilidad de la naturaleza (Romanticismo).
          Hay un detalle que mencioné en la primera parte de este ensayo, y es que esta obra teatral juega mucho a intercalar el pasado y el presente, o más bien a hacer menciones recurrentes (implícitas y explícitas) a historias mitológicas clásicas, como la de Orfeo y Eurídice, la de Ícaro, o la de Helena de Troya. Recordemos que estoy hablando de una batalla abierta entre el clasicismo y el Sturm und Drung, con distintas ideas y bases sobre lo que se supone que todo ser humano debe aspirar a alcanzar: el genio. El clasicismo valora aprender de la historia y de la tradición, pero el Sturm und Drang huye de eso. Ahora recordad la última línea de la cita de Goethe que he escrito arriba del todo: "quien no haya vivido algo y no posea ninguna experiencia, no sabrá qué hacer con él (el mundo)".

¿La gran verdad, o la gran mentira?

          Tengo mis serias dudas respecto a la afirmación de la imagen de arriba, pero de lo que no cabe duda es que no se puede vivir el presente ni mirar al futuro, si no has aprendido nada del pasado. Y Mefistófeles tiene una idea muy interesante a este respecto:

          "¿Quién puede tener una idea, sabia o estúpida, que no haya sido concebida en el pasado? Pero nunca por lo regular pensamos en esto: ¡cuántas cosas habrán cambiado dentro de algunos años!"

          Para ser un demonio, tiene más razón que un santo. Parece ser que el idealismo y la pasión por la novedad del Sturm und Drung ya va dejando paso a ideas mucho más racionales, donde lo que se entiende es que el verdadero genio, ese sueño de querer ser similar a Dios, se alcanza a través de la sabiduría que no ofrecen las épocas pasadas. Y puede que el genio no sea ningún don divino otorgado por Dios, sino que el genio consiste en saber qué es el mundo y tu lugar en él. A simple vista parece una frase demasiado típica y demasiado usada, pero yo no sé quién habrá muerto entendiendo lo que es el mundo, por qué vivimos como vivimos (o directamente por qué vivimos, si en teoría nos espera una existencia en el más allá mucho mejor y más plena) o por qué hacemos lo que hacemos. En el fondo, estoy de acuerdo con el planteamiento de este movimiento alemán cuando asegura que el mundo no puede ser comprendido desde la lógica humana.

          Siento que se me han quedado algunas cosas en el tintero que no he sabido captar del todo bien, pero creo que esta obra tiene una complejidad a la que creo que no puedo llegar sin meter la pata de manera estrepitosa por el camino. Que no digo que meter la pata sea malo, también puedes aprender de eso, sino que a veces es mejor dejar las cosas como están, y volver a ellas cuando sientas que tus capacidades están listas para asumir el reto de nuevo. Y lo que no puedo dejar de hacer es concluir este ensayo con una frase certera como pocas he visto, acerca del deseo de querer serlo todo en esta vida:

          "Si lo soy todo, debo ser también necesariamente estúpido".

Audiolibro: Fausto, de Johann Wolfgang von Goethe



El mito y la leyenda de Fausto



Trailer: Fausto



Película: Fausto



Canción: Faustian echoes - Agalloch



          Recordad que podéis ver todos los vídeos del blog aquí
          https://www.youtube.com/channel/UCOq0hbMiz_IBW6kIClelOAQ

          Todos los comentarios son bienvenidos

Fuente de las imágenes:
http://www.casadellibro.com/ebook-fausto-ebook/9788490328590/2203832

http://www.taringa.net/post/arte/15897422/Fausto-Johann-Wolfgang-von-Goethe.html

http://vicenteluisrubio.blogspot.com.es/2013/02/cualquiera-tiempo-pasado-fue-mejor-foto.html

viernes, 25 de noviembre de 2016

Premio Liebster Award: ¿y ahora qué digo?


          Empezaré siendo honesta. No es la primera vez que me nominan a este premio, pero no había recogido el testigo. ¿Y por qué no lo hiciste antes, cabeza de chorlito?, os preguntaréis. Pues porque era una bebé del mundo blogger, porque no quería contestar preguntas sobre mí con tan solo unas pocas entradas publicadas, y porque mi relación con otros blogueros era prácticamente inexistente. ¿Qué iba a hacer? Me sentía como la niña nueva del colegio que prefiere sentarse sola en una esquina y observar lo que hacen los demás. Y tengo que decir que casi ocho meses después las cosas... siguen iguales, no me voy a engañar. Sigo siendo una bebé de la blogosfera, miro las preguntas personales como si fueran depredadores a punto de atacar, pero aquí viene el ¡pero! Afortunadamente, he recibido dos nominaciones de parte de dos grandes amigos blogueros, como son Javier, de El arca de Dionisos, y Marisa, de Nuevo Viaje a Ítaca. La verdad es que los tres tenemos muchas cosas en común, siendo una de ellas la crítica y análisis mordaz de la realidad de nuestros días (o de épocas pasadas), ya sea a través de relatos, poemas, o ensayos. Si este espacio os gusta, el de ellos os gustará tanto o más todavía, así que ya podéis hacerles una visita, porque será tiempo muy bien invertido.

Y ahora, a salir a la palestra

          Estoy en una encrucijada, Por un lado, Marisa ha publicado sus once preguntas, y por otro lado, Javier me deja vía libre para que cuente once cosas sobre mí a libre elección. Bueno, voy a probar a hacer un mezcla entre las preguntas de Marisa y las de libre elección, así podéis jugar a adivinar cuáles son mías propias y cuáles no. Venga, a darle caña:

1. Confiesa un deseo inalcanzable y que puedas manifestar abiertamente

          Viajar a través de portales dimensionales. No es broma. Soy de las personas que creen que hay una cantidad indefinida de combinaciones en el universo donde quizá ahora mismo se estén desarrollando otras realidades paralelas, otros universos paralelos, con historias y habitantes distintos (o puede que seamos nosotros mismos pero llevando vidas distintas en esos otros universos) Y no pienso que sea un deseo inalcanzable porque piense que es imposible llegar a descubrir algo así y además cruzar esos portales, sino porque sé que no voy a vivir para verlo.


2. De pequeña querías ser...

          Farmaceútica, porque me encantaba el ambiente de las farmacias, y no me preguntéis por qué, pero es que simplemente me relajaba mucho estar en una farmacia; veterinaria, porque... ¿qué niño no ha dicho alguna vez que quiere ser veterinario, pensando que vas a estar todo el tiempo con perros y gatos?; arqueóloga, porque me fascinó la visita al yacimiento de Atapuerca; médium (habéis leído bien), porque desde siempre me fascinó saber cosas sobre el más allá, pero lamentablemente jamás tuve el don del niño de El sexto sentido.


3. ¿Cuál crees que es la cualidad más significativa dentro de tu estilo narrativo o capacidades, de la que te sientas especialmente orgullosa?

          Como aún no me he lanzado a la piscina de la narración, dentro de mis habilidades yo destacaría mi capacidad para el análisis crítico; de hecho, es lo que le da sentido a todo el blog. Aunque el género del ensayo se caracteriza por su visión subjetiva, considero que es muy difícil, por no decir imposible, dar una valoración subjetiva sin haber analizado con mucha atención y cuidado los datos objetivos de la realidad que quieres analizar. No es lo mismo decir "yo pienso esto porque me baso en lo que conozco, en lo que siento, y en lo que me dice la razón", que decir "yo pienso esto porque es que yo soy así".


4. ¿Qué referentes tienes en tu vida, ya sea en el ámbito profesional o personal?

          Todavía tendría que pensar en una respuesta que me convenciera a mí misma. Y no lo digo porque no tenga a nadie a quién admirar, es obvio que nuestros primeros referentes siempre serán los padres, o personas muy allegadas a nuestro círculo familiar, y luego llegarán los amigos, las terceras personas ajenas a nosotros... pero en mi caso, a mí me resulta más fácil nombrar actitudes que nombrar personas concretas. Y no es por desapego, ni por nada que se le parezca, sino porque a lo largo de mi vida me he cruzado con personas muy distintas entre sí, pero a las que he admirado por distintos rasgos de su personalidad; tendría que reunir a muchas personas en una sola.


5. ¿Te gustaría publicar un libro o e-book? Por qué y con qué objetivo?

          Sí, me gustaría. Es más, si pudiera, incluso intentaría que fuera un audiolibro, ya que últimamente me he aficionado mucho a este formato, y sería una alternativa para invidentes. Creo que para mí sería casi como tener un hijo, una forma de dejar mi legado en el mundo, y con suerte, podría ayudar a que otras personas se inspiraran con lo que escribo.


6. ¿Cuándo empezó tu afición por la escritura o por la temática que desarrollas en tu blog?

          A los 20 años, más o menos coincidiendo con mi etapa universitaria. Allí fue donde me di cuenta de que si había un estilo que me gustaba era el ensayo, donde podía analizarlo todo y tratar de ver lo que subyace más allá de lo que aparentemente resulta obvio.


7. ¿Qué manías o rituales sigues a la hora de escribir?

          No es una manía exactamente, porque mi concentración para escribir creo que no se vería afectada si me falta, pero me gusta mucho poner la radio de fondo, generalmente en emisoras de música de los 80, jazz, o bluegrass. Y siempre que puedo, escribo por la noche.


8. ¿Qué opinas de la procrastinación en el trabajo online?

          Opino que es inevitable y no necesariamente mala. Es inevitable, porque en momentos de bloqueo tu cerebro necesita pasar rápidamente a otra cosa para relajarse y poder seguir trabajando luego (el cuerpo es muy sabio); es más, hay una técnica llamada técnica pomodoro, mediante la cual puedes tomar un respiro de lo que sea que estás haciendo cada 20 minutos, y durante 5 minutos dedicarte a otra cosa para que tu mente se relaje. Luego, vuelta a empezar.


9. Imagina que puedes hablar con tu yo del pasado, ¿qué le dirías?

          Le diría sobre todo que no pierda el tiempo, ese es uno de los errores irreparables que puede cometer. Si has cometido errores, puedes tener tiempo para subsanarlos o para aprender de ellos; si te has arrepentido de cosas que hiciste o no hiciste, puedes tener tiempo para enmendarte o para decidirte a hacerlas. Pero si ese factor de tiempo desaparece, lo pierdes todo.


10. ¿Cómo consigues éxitos en tu proyecto online o en tu blog? Dinos el método que sigues.

          Hasta ahora, mi método para el ¿éxito? ha sido muy básico. Lo primero de todo es la organización, establecer cada cuántos días vas a publicar (en mi caso suelen ser dos veces a la semana) y tener ya en la cabeza cuál va a ser el siguiente tema después de publicar una entrada; otro factor importante es la relación con las personas que te leen y el resto de blogueros, leer sus artículos, hacer comentarios, responderles... porque esta es una verdad casi universal: la impresión que te da alguien cuando le haces un comentario en un artículo que ha sido de tu agrado y no te responde ni con un simple gracias, es la misma que cuando le regalas al vecino una cesta de comida por Navidad y lo único que hace es cogerla y cerrarte la puerta en las narices. Obviamente, ni te molestas en volver a pasar por su blog, digo por su casa. Y por último, lo fundamental es tener constancia y paciencia. Si el proyecto en el que trabajo no me gustara, entonces todo lo que he dicho anteriormente no me serviría de nada, porque este espacio estaría ya más que abandonado si no viera resultados a corto plazo.

11. ¿Con qué tres cosas serías la persona más feliz del mundo ahora mismo?

          Con una taza de chocolate caliente en mi mano, en una habitación propia donde relajarme, y un sofá cómodo donde tumbarme. Fin.


          Y me acabo de dar cuenta de que he empezado la casa por el tejado, porque ni siquiera he explicado qué son los Liebster Award, pero tampoco está mal saltarse estas pequeñas leyes de la lógica de vez en cuando. Estos premios se conceden de bloguero a bloguero en reconocimiento a la buena calidad de su blog, o porque su contenido simplemente les gusta. Se trata ni más ni menos que de una cadena de premios entre miembros de la blogosfera, y las reglas fundamentales a tener en cuenta son:


1. Los blogs nominados deben tener menos de 200 seguidores

2. Hay que nominar a 5, 11, o 20 blogueros


3. Solo se gana este premio si respondes las 11 preguntas del blog que te ha nominado (nombrándole en tu entrada) y si a su vez nominas a otros blogs y les propones otras 11 preguntas; también existe la posibilidad de dejar que el blog responda a sus propias preguntas a libre elección


          Estas son las más fundamentales, pero las bases completas las podéis encontrar aquí

          Reglas de los Liebster Awards

          Dicho esto, mis blogs nominados son los siguientes:

- Exprimehistorias

- Dentro del monolito

- Undisclosed desires

- A la horca todos los que no son yo

- El rincón de las páginas

          Y como he intercalado las preguntas de Marisa junto con las de libre elección de Javier, yo voy  a hacer lo mismo. Cinco preguntas que os hago, y seis que vosotros mismos vais a decidir a libre elección:

1. ¿Considerás que el blog es solo un hobby, o con el tiempo puede llegar a ser algo más (por ejemplo, una plataforma desde la que ganes dinero)?

2. ¿Qué crees que es más importante en la vida: tener talante, o tener talento?


3. Escribir contenido que a ti te guste aunque eso no atraiga a seguidores, o escribir cosas que a ti particularmente no te gusten pero que sí generan un buen número de visitas. ¿Cuál de esas dos opciones te convence más?


4. Imagina que puedes decidir tener una de estas cualidades: un manejo perfecto de la escritura, una capacidad natural para tener ideas creativas, o una estupenda red de contactos en la blogosfera. ¿Con cuál te quedas y por qué?

5. ¿A qué personaje histórico (sea del ámbito que sea) te hubiera gustado conocer personalmente?

          Todos los comentarios son bienvenidos.

Fuente de las imágenes:
http://perfilhitchcock.blogspot.com.es/2016/07/premio-bloggero-liebster-award.html

http://madrid.ociogo.com/guia/congreso-diputados/

viernes, 18 de noviembre de 2016

Fausto, de Goethe: conociendo el Sturm und Drang (I)



          El tema que voy a tratar para este ensayo es complejo, realmente complejo. Y no es porque vaya a analizar la historia de Fausto, ese hombre tan ávido de conocimientos que dispuesto estaba a entregar su alma al diablo a cambio de conocer todos los misterios y secretos existentes en el mundo. De hecho, la moraleja general la puedo resumir en pocas líneas: Fausto, a pesar de pactar con el diablo, es un creyente convencido que piensa que lo que ha hecho tampoco es tan grave; al fin y al cabo, el deseo por el conocimiento es una tendencia muy humana. Es decir, no importa la maldad que hayas cometido siempre y cuando tu creencia en Dios siga intacta. Bien, pues no es esto en lo que me voy a centrar; de hecho, me interesa mucho ese tratamiento de la naturaleza humana, y como el argumento se centra constantemente en el pasado y el presente, algo que bien podía representar la lucha de movimientos intelectuales entre los siglos XVIII-XIX en Alemania: el clasicismo vs Sturm und Drang. 

Sturm und Drang significa "tormenta y pasión"; intenso nombre para un movimiento literario

          Aunque muy poco conocido, el Sturm und Drang es un movimiento alemán del siglo XVIII caracterizado por su fuerte oposición a la Ilustración y al racionalismo en favor del idealismo naturalista y el espiritualismo;  es decir, si el irracionalismo fue un fenómeno común en Europa durante este siglo, es en Alemania donde adoptará el matiz de idealismo y espiritualidad. Es más, no es descabellado decir que este movimiento se convirtió en una concepción metafísica que rechazaba la vida empírica. Para explicarlo de una manera más simple, esta era la clásica lucha de los creyentes contra los escépticos. El Sturm und Drang vería el mundo como algo incomprensible y carente de significado desde el punto de vista de la razón humana. Y ahora os preguntaréis, ¿pero dónde está esa lucha del clasicismo contra el Sturm und Drang? Pues está en el objeto de deseo más codiciado por prácticamente cualquier movimiento artístico o intelectual: el genio. Para el clasicismo, el genio es una inteligencia vinculada a la razón, a la historia y a la tradición; para el Sturm und Drang y el prerromanticismo, lo que hace falta para llegar al genio es precisamente desligarse de esos vínculos. Es así como, desde la concepción espiritual, el genio se convierte en un ente semejante a Dios.

El mismo Goethe estuvo vinculado a este movimiento revolucionario

          Y ahora sí, vamos a pasar a ver algunos aspectos de la novela donde se puede identificar la influencia y lucha de estos movimientos:

          "¿Yo retroceder ante ti, espectro flamígero? Sí; soy Fausto, Fausto, tu igual."

          Esto es lo primero que Fausto le dice al espíritu que ha invocado para saciar sus ansias de conocimiento ante un mundo que le resulta incomprensible. ¿De dónde saca Fausto el valor para dirigirse de esa manera a un ente que no es de este mundo, y considerándose su igual? Pues de su profunda convicción de que él es la imagen de la divinidad, de que él es ya el genio convertido en un ente semejante a Dios gracias a la espiritualidad, como el Sturm and Drang proclama.
          Fausto aspira a estar en la cúspide del conocimiento, a llegar donde otro ser humano jamás pudo llegar, a conocer todos los secretos de un universo infinito. Y si los secretos son infinitos y la razón humana es limitada, esto se convertiría en una historia de amor imposible. Fausto simplemente no puede aspirar a lo que desea, porque tratar de cambiar la propia naturaleza es un imposible. Y no lo digo yo, lo dice el propio diablo Mefistófeles, quien por cierto, también dice algo más que interesante respecto a la razón y el idealismo:

          "Sí, sí, desprecia la razón y la ciencia, suprema fuerza del hombre; deja que el espíritu maligno te ciegue con sus ilusiones y sus encantamientos, y te me entregarás sin imponerme condición alguna."

          Aquí tenemos algo más que intrigante. Queda claro que el idealismo y el espiritualismo tienen poco que ver con lo empírico, ¿pero por qué razón Goethe identifica los dos primeros conceptos con la figura del mal, siendo él seguidor del Sturm und Drang? Entre otras cosas, y esto también es en parte una opinión subjetiva, Goethe pudo escribir esta obra como un tipo de penitencia. Aunque en sus últimos días Goethe manifestara su completa lealtad hacia Dios, este autor pasó por una etapa de deísmo un tanto difuso, y su pertenencia al Sturm und Drang puede ser prueba de ello, pues es un tanto difícil entender por qué se encuadraba dentro de un movimiento que ensalzaba el idealismo por encima de la razón, cuando el mismo autor decía que el raciocinio fue otorgado por Dios.
          Esto no es todo, aún queda mucho más que discutir al respecto.
          Todos los comentarios son bienvenidos.

Fuente de las imágenes:
http://educacion-eradigital.blogspot.com.es/2011/07/09-el-romanticismo-aleman-wolfgang.html

http://cmig-astro.org/sturm-und-drang-la-transicion-al-romanticismo/