La ciencia en mi vida (II)



Una vez explicada la importancia de la sociedad, y aprovechando el tema hemisferio racional vs hemisferio creativo, el pensamiento científico también tiene mucho que ver con con la creatividad, que es el otro factor clave a tener en cuenta. La ciencia necesita creatividad para desarrollar sus planteamientos, y las personas, de una forma u otra, también la necesitan no solo para generar nuevas ideas, sino incluso también para sobrevivir. Un ejemplo de dicha importancia la encontramos en nuestros ancestros. Fue la creatividad la que permitió a los primeros seres humanos sobe la faz de la tierra pulir las piedras hasta el punto de que fueron usadas para la defensa o la caza de animales salvajes. También fue la creatividad la que desarrolló el uso de la rueda como medio para transportar alimentos o cargas pesadas de una manera más fácil y cómoda. En resumen, en la prehistoria el ser humano no disponía de ninguno de los conocimientos que tenemos ahora a nivel académico, cultural, y social. Tan solo se valieron de su propio ingenio para progresar, y este es un factor muy relevante que a pesar de todo ha sido muy infravalorado.

Pensad si es acertado usar la palabra troglodita como insulto

Hoy en día se le da mucha importancia a los estudios académicos de una persona. Esto es muy bueno, por supuesto, pero parece ser que las habilidades innatas en nosotros han pasado a un segundo plano, o simplemente no se les da la importancia que merecen. Si no, prestad atención a los animales. Seres vivos como las hormigas, las abejas, o las aves. Todos ellos con capaces de crear nidos o guaridas perfectamente estructuradas dentro de su hábitat, y de lo único que se han valido es de su propio instinto natural, de su ingenio para sobrevivir, y de los elementos que la naturaleza dispone para ellos. Y todo ello, sin haber estudiado jamás una carrera de ingeniería. Estos argumentos tan contundentes nos pueden llevar a dos cuestiones dependiendo de la perspectiva con la que se tome este hecho. Los más antropocéntricos pensarán: "si los animales pueden, ¿por qué el ser humano no?"; en cambio, los más ecologistas (o animalistas, como queráis llamarlo) opinarán: "¿realmente es el ser humano superior al resto de animales, o son los animales quienes nos aventajan?" En realidad, podría estar hablando largo y tendido del tema, sobre todo de qué motivos hay para creer en la superioridad del ser humano sobre los animales, pero no es exactamente el tema de hoy. Digamos que lo dejaré para otra ocasión.

Pero pensad en ello

Muchas veces tenemos la esencia de lo que somos delante de los ojos, pero nos cuesta mucho mirar más allá. Es obvio que solo los más cualificados lograrán llegar a grandes metas. ¿Pero de qué tipo de cualificación estamos hablando? ¿De la que nos otorga una universidad por medio de un título, y que puede dar lugar a desarrollar una enfermedad conocida como "titulitis"? Personajes tan importantes como Steve Jobs, Bill Gates, o James Cameron nunca llegaron a acabar sus estudios. Su éxito se lo debieron a su constancia y a su creatividad. Son razones más que suficientes para pensar que tenemos muchos medios a nuestro alcance para triunfar, medios que tienen poco que ver con el dinero, y a los que sin embargo no les prestamos atención.

Una verdad indiscutible es que la creatividad, al igual que la ciencia, nos ha permitido evolucionar y crecer hasta hacer más cómoda nuestra vida, y por tanto, debe formar parte de nosotros casi de manera innata. Así lo expresaba también el escritor norteamericano Truman Capote:

"Todas las personas tienen la disposición de trabajar creativamente. Lo que sucede es que la mayoría jamás lo nota".

La conclusión que se extrae de todo esto, es que las personas estamos dotadas de un pensamiento científico. La ciencia forma parte de nuestra vida y eso nos permite razonar y administrar la información. Es una base de datos que depende en mayor medida del uso que nosotros le demos.


Todos los comentarios son bienvenidos.

Fuente de las imágenes:
https://paupiripau.wordpress.com/chuy-pistola-y-la-publicidad/

http://naukas.com/2012/04/23/por-que-se-tardo-tanto-en-inventar-la-rueda/

http://www.libertyk.com/blog-articulos/2016/1/26/resea-encclica-laudatio-si-el-papa-francisco-y-la-ecologa-por-jan-doxrud

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fausto, de Goethe: conociendo el Sturm und Drang (II)

El cuento del rechazo hacia la desinformación

Preguntas que debes hacerte sobre el Éxodo (II)

Preguntas que debes hacerte sobre el libro de Josué