Pensamientos de mujeres de los años 50



¿Qué pensaban de... la soltería?

- ¡Hombre, por Dios! La vida de soltera es la única que una mujer con personalidad puede gozar con la alegría en el semblante.

- No puedo quejarme, porque mi vida de soltera es divertidísima.


- Nada ni nadie me turba el sueño. Es maravilloso ser libre y desenvolverse a placer sin los ojos de una suegra que te observen.


- Una soltera sin novio viene a ser como una viuda sin hijos por quien sufrir.


- Si de soltera la vida nos sonríe y el porvenir no se presenta encapotado, variar de estado es más bien un capricho que lleva su incógnita y sus peligros.


¿Qué pensaban de... sus novios?


- ¡Bendito sea el día que vino al mundo el muchacho que me hace vivir de ilusiones!

- Le diré que no venga con más historias de familia ni en reglas de tres. Antes - le diré - he de enseñarte a conjugar el verbo amar,  y cuando te hayas doctorado, habré salido con la mía, que es la tuya.


- ¡Quién iba a figurárselo! - Ven, - me dijo - acércate que quiero ver lo que tienes en ese ojo. Me acerqué y él se aprovechó en besarme dos, tres y cuatro veces, y... del ojo, ¡pues nada!


- Lo escogí de la marina para retardar el mayor tiempo posible en llegar al hastío matrimonial.


- Dice él que cuando nos casemos será mi sultán y yo seré su esclava... ¡Pero sí, sí!: Ya me dirá mi madre cómo se las arregló para convertirse en la sultana de mi padre.


¿Qué pensaban... del cine?


- Es un espectáculo de gran fuerza hipnótica, donde me duermo muy a gusto.

- En el cine veo cómo los valientes se lían a puñetazos y a tiros por una mujer que a mi lado no vale tres reales de mi "peseta personal".


- El cine es el único espectáculo que puede presentar los escenarios de la naturaleza sin ficciones, y cuando éstas existen son para mejorarlos si cabe, o adaptarlos a las necesidades del argumento.


- Gracias al cine he paseado por muchas ciudades extranjeras sin moverme de mi pueblo.


- Voy al cine a ver el NODO y justificar a mi madre dónde he pasado la tarde con Ernesto.


¿Qué pensaban... de los hombres?



- El hombre cambia de aspecto según los ojos de la observadora.


- El hombre acostumbra a ser el cabeza de familia en la hoja de empadronamiento de vecinos.

- La inmensa mayoría de las mujeres miramos a los hombres con ojos piadosos.

- La mujer sueña con el hombre de sus sueños y vive con el hombre de las realidades.

- La mujer mira al hombre como su norte o sur, es decir, un punto cardinal en su vida.

¿Qué pensaban de... sus ilusiones?

- Mi ilusión sería vivir en la Avenida del Generalísimo y tener dos perritos peludos, feos y escandalosos.

- Aunque parezca modestia, mi mayor ilusión consiste en un gran contento de vivir.

- Eso de tener ilusiones es igual a tener un duro falso sin saberlo, que cuando lo necesitas no sirve para nada, aunque nos ha ayudado a vivir.

- Mi ilusión sería cantar en el Gran Teatro del Liceo.

- Mi gran ilusión sería un imposible absoluto. Ser un hombre.

¿Qué pensaban de... las mujeres que vivían solas?


- Me parece simplemente que prefieren vivir solas a mal acompañadas. Lo cual supone un acierto.

- Una mujer sola puede compararse a una manzana que no quiere obedecer los consejos de la serpiente.

- Una mujer sola la comparo a un mundo incompleto.

- La mujer sola es una practicante de la autarquía personal.

- ¿Que compare a la mujer que vive sola? ¡Hombre! Esa es una mujer con talento. ¡Créalo usted!

¿Qué pensaban... del uso de pantalones?

- Si la mujer fuma, trabaja en la oficina, desempeña cargos diplomáticos y ayuda al hombre en oficios violentos, no concibo la alarma que produce el uso de pantalones.

- Eso de que las mujeres vayan por la calle luciendo unos bien tallados pantalones largos, me parece una rebeldía de la mujer a un feminismo que tiende a desaparecer.

- ¡Qué atrocidad! ¿Se imaginan ustedes a una señora anciana con pantalones largos, gafas y un perrito de lanas al arrastre?

- No opino en favor ni en contra del uso de los pantalones largos por las mujeres, porque entiendo que cada época está sujeta a las naturales evoluciones de la moda y ésta se impone, por más o menos tiempo.

- ¡El día que mi marido me viese con pantalones de hombre, los de la ambulancia tendrían que venir por mí, y no quiero exponerme a la prueba!

¿Qué pensaban... del optimismo?


- El optimismo en la mujer es una fórmula de jovialidad perpetua, sin que le interese la experiencia para vivir mejor.

- El optimismo es una panacea contra los fantasmas de la imaginación y un soporífero reconocido para los que padecen de insomnio.

- La mujer que no es optimista es que aún no se ha enterado de la razón de su presencia en este mundo.

- Es el optimismo la confianza y la alegría mezclada con la sangre y los sentimientos altruistas. Por eso no dejaré de serlo nunca.

- Soy optimista por convicción, por edad y por temperamento. Espero que más adelante lo sea por experiencia.

¿Qué pensaban de... las mujeres?

- La mujer es el eje del mundo que marcha.

- Las mujeres prestamos un señalado servicio a los hombres, aunque solo sea para que no se aburran de siete a nueve.

- La mujer es el reverso y el complemento del hombre. Por algo somos más, se nos toma en menos, se nos atribuye la virtud y se nos carga el pecado.

- Opino que sin nosotras, la Tierra estaría sin poblar y los platos sin lavar.

- La humanidad debe a la mujer la razón de su existencia. ¿Qué mayor elogio puede hacer una mujer de las mujeres?

Me pregunto si las mujeres eran mucho más revolucionarias antes que ahora.

Todos los comentarios son bienvenidos.

Fuente de las imágenes:
http://cloud2.todocoleccion.net/libros-segunda-mano-psicologia/tc/2010/02/05/17375505.jpg

http://color-cereza.blogspot.com.es/2010/11/mujeres-en-los-anos-50-sumisas-y.html

http://ignacioferreyra.tumblr.com/

http://it.freepik.com/vettori-gratuito/50-e-60-anni-le-donne_690532.htm

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fausto, de Goethe: conociendo el Sturm und Drang (II)

Preguntas que debes hacerte sobre el libro de Josué

Preguntas que debes hacerte sobre el Éxodo (II)

El cuento del rechazo hacia la desinformación