Verdades



La palabra "verdad" es definida como la conformidad con los hechos o con la realidad, o como la conformidad con lo que se dice, siente o piensa. Si tuviéramos que partir de esa base, deberíamos aceptar entonces que la realidad es muy relativa y depende del individuo que la analice, es decir, cada persona tiene derecho a creer en la verdad que considere más conveniente. Esto no supondría ningún problema de no ser porque somos animales sociales, por lo tanto, lo que las personas asumen en conjunto como verdad depende mucho del contexto social. Una vez más, es el entorno social el que modifica en la mayoría de las ocasiones, por no decir en todas, nuestra manera de percibir lo que nos rodea, donde obviamente se incluye lo que consideramos verdad y lo que no. Un ejemplo muy sencillo para explicar esta conducta lo tenemos en la niñez, pues el niño es un ser egocéntrico que considera sus propios pensamientos como únicos y válidos, hasta que se da cuenta de que tiene que amoldarse a las opiniones de los demás si quiere formar parte del grupo social. Seguramente habéis sentido una especie de "déja-vu" leyendo estas últimas líneas.   Este concepto de la influencia social lo expliqué en la entrada sobre la ciencia en mi vida.

Teniendo en cuenta estos conceptos, hay que plantear la siguiente cuestión: ¿de qué depende la verdad, y cómo puedo decidir sobre ella en situaciones diarias? Sobre nuestros pensamientos mandamos nosotros, sí, pero como he dicho antes, nuestras verdades también se forman a raíz de un conjunto de influencias externas. De esta manera, se podría decir que la verdad depende del conjunto, de la opinión individual más la opinión colectiva, un planteamiento que bien se podría resumir en esta frase de Martin Luther King: "Tu verdad aumentará en la medida que sepas escuchar la verdad de los otros". Y si realmente debemos tener en cuenta la verdad de los demás, ¿qué pasa si esa verdad está manipulada, y cómo se podría detectar una verdad manipulada?

"Qué gran verdad", la frase de tres palabras que más detesto. ¿Qué gran verdad según quién?
Uno de los inconvenientes que tiene esta era global de la información, donde todo el mundo puede dar su propia versión sobre algún acontecimiento, es que esa misma información es susceptible de ser manipulada según qué intereses. No es un secreto que los medios de comunicación, una de las herramientas más poderosas utilizadas por el ser humano para difundir y conseguir información, pueden cambiar u omitir la versión de los hechos según convenga una cosa o la otra. Muchas veces, tratar de evitar la manipulación de la verdad, es como tratar de encontrar una respuesta milagrosa al sentido de la vida, nunca podremos conocer la verdad absoluta por la simple razón de que el mundo se mantiene en un ciclo constante. Esto quiere decir que siempre hay nuevos descubrimientos que cambian todo lo que anteriormente se consideraba como verdad irrefutable. Por ejemplo, antes de descubrirse que la Tierra giraba alrededor del sol, la verdad que se consideraba absoluta era la idea de que el sol era el que giraba alrededor de la Tierra. Asegurar lo contrario era una herejía.

Lo que podía pasarte si ponías en duda una verdad absoluta
Incluso hoy en día es arriesgado creer en verdades universales, pues como ya he dicho, el mundo está en constante transformación, y lo que hoy pensamos que es inamovible, puede que dentro de unos años haya cambiado por completo.

A pesar de todo, los seres humanos estamos dotados de un pensamiento que nos permite razonar y administrar la información, una especie de depuradora que analiza qué es verdad, y qué es lo que nos puede llevar a error. La conclusión final que se extrae de todo esto, es que es fundamental no dejarnos arrastrar por las ideas preconcebidas, permitir de alguna manera que las opiniones de los demás nos influyan para adquirir un nuevo conocimiento que complemente nuestra visión sobre las cosas, y pensar en la idea de que la verdad es un conjunto múltiple de factores, y no reducirlo todo a lo absoluto.

Todos los comentarios son bienvenidos.

Fuente de las imágenes:
http://www.criminalelement.com/blogs/2016/02/the-truth-is-out-there-looking-back-at-seasons-8-9-of-the-x-files-mulder-scully-paranormal-aliens

https://pearlsofprofundity.wordpress.com/2013/08/28/in-the-light-of-day-dick-tracy/

http://philosophicalcomment.blogspot.com.es/2015/07/american-psychology-profession-and.html

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fausto, de Goethe: conociendo el Sturm und Drang (II)

Hablemos de la generación burbuja

El gran Gatsby: el sueño americano (I)

Preguntas que debes hacerte sobre el Éxodo (II)