En esto creo: reflexión sobre la importancia de la familia (II)



La infancia es probablemente la etapa más importante de nuestras vidas; muchos de nuestros recuerdos más profundos vienen directamente de los años de infancia, pues los niños están mucho más sujetos a la influencia de su entorno y a partir de estas influencias se tendrán memorias más o menos felices. Para hablar de su infancia, el escritor mezcla el pasado y el presente, es decir, es capaz de describir con exactitud sus recuerdos tanto por parte de sus abuelos como por parte de sus padres. No es de extrañar, pues en la anterior entrada comenté que los primeros años de infancia son esenciales para percibir el país de nacimiento casi como otro miembro de la familia. Nuestros abuelos y nuestros padres son el primer referente que tenemos en nuestra vida adulta, son el puente que conecta nuestro "yo" niño con el "yo" adulto. El padre de Carlos Fuentes era diplomático, lo que influyó de tal manera en la vida de este escritor que él mismo desarrolló una extensa carrera política años más tarde. ¿Acaso las cosas hubieran sido diferentes si la profesión de su padre hubiera sido otra, o si la situación de Panamá durante la década de los años 30 hubiera sido otra? En estos casos me viene siempre la mente el denominado efecto mariposa, cuando un pequeño cambio puede alterar toda la historia. En realidad, no sé si la carrera de Fuentes como político, o como escritor, fue vocacional, o fue porque esa era la influencia que recibía de su familia. Lo cierto, es que el ejemplo ya lo tenía en casa, luego en su caso incluso se podría decir que su familia no solo contribuyó a enseñarle a ser feliz, sino que también fue el puente que conectaba su infancia y su edad adulta.


Pero esto no es todo. No únicamente sirve de referencia la imagen que el autor tiene sobre los miembros de su familia, sino que además él mismo afirma que fueron muy felices pero añadiendo un ligero matiz: "Formamos una familia feliz. A los ojos de Tolstoi, pues, no una familia demasiado interesante." Hay una frase que se repite y se asume con peligrosa facilidad que dice que las historias tristes son las únicas que merecen ser contadas. ¿Por qué una historia feliz no iba a merecer ser contada, o ser interesante? Debe haber una especie de resorte retorcido en nuestra cabeza que nos hace disfrutar de las tragedias de los demás, aunque jamás se nos ocurra confesarlo públicamente. Sí, podemos decir que nos gustan mucho los documentales de animales, pero en cuanto tenemos la seguridad de que nadie nos está viendo, lo que nos emociona realmente es ver quién es el pobre desgraciado al que van a despellejar en el programa de corazón de turno. Lo que gusta no es la historia, es el morbo y la adrenalina que esa historia nos puede dar, y por lo visto, eso era algo que hasta Tolstoi sabía.

Tolstoi hubiera sido un buen director de programas del corazón

Carlos Fuentes se pregunta quién prefiere ser interesante antes que ser feliz, con lo que deja bien claro que el único interés, tanto de él como de su familia, siempre fue la felicidad. No obstante, la línea que el escritor sigue a la hora de redactar su ensayo puede no ser interesante según el entendimiento de Tolstoi acerca de las familias felices, pero la personalidad de los familiares de Fuentes está cargada de complejidad.

La conclusión que se puede extraer de este análisis es que, dentro de lo que parece ser un ambiente de miseria, la familia de este autor se mantiene lo suficientemente unida como para crear una sensación de protección y bienestar. Gracias a la narración de Fuentes, el lector puede entender que la pobreza no es sinónimo de tristeza, y que el amor y el respeto siempre se mantienen por encima de todo. Curiosamente, una de las últimas frases que cierran el capítulo sobre la familia, hace referencia a uno de los conceptos teológicos de felicidad más arraigados del mundo, y es que dice estar seguro de que su padre permanecerá en el cielo para toda la eternidad.

Entrevista a Carlos Fuentes


Documental: Carlos Fuentes: identidad y genio


También podéis encontrar estos vídeos recopilados en el canal del blog
https://www.youtube.com/channel/UCOq0hbMiz_IBW6kIClelOAQ

Todos los comentarios son bienvenidos.

Fuente de las imágenes:
http://pequebebes.com/plataforma-de-infancia/

http://dinora94.blogspot.com.es/2012/05/carlos-fuentes.html

https://blogaleriartes.wordpress.com/2014/12/23/leon-tolstoi-y-la-definicion-del-verdadero-arte/

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fausto, de Goethe: conociendo el Sturm und Drang (II)

El cuento del rechazo hacia la desinformación

Preguntas que debes hacerte sobre el Éxodo (II)

Preguntas que debes hacerte sobre el libro de Josué