La cámara sangrienta: oda a Eva y Pandora (I)



Aquí os traigo otro cuento revisado por Angela Carter, aunque esta vez no ha tenido que cambiar muchos detalles respecto a la historia original. Se trata de un cuento cuyo título le da nombre a toda la colección de cuentos de Carter, La cámara sangrienta, y habla sobre uno de los relatos más violentos y sangrientos que Charles Perrault pudo haber versionado nunca. Se trata de Barbazul. Ya hablé de ello en el audioblog dedicado a los cuentos de hadas, y es que muchos cuentos tradicionales que conocemos no son ni por asomo los originales, solo son versiones de versiones, de versiones... Pero en el caso que nos ocupa, se sabe que la historia de este hombre rico y asesino de mujeres tiene su origen en un cuento popular francés llamado La barbe bleu (La barba azul). Como la mayoría de cuentos populares, en este también hay una gran distinción en lo que se refiere a roles de género; hay mucho interés en la virginidad de la mujer, pero lo que lo hace ligeramente distinto a los demás son dos factores: en primer lugar, el protagonista masculino es un asesino en serie, y en segundo lugar, este personaje está basado en un noble llamado Gilles de Rais.

Este "buen" hombre se dedicaba a matar y torturar niños por placer

Este último detalle creo que es fundamental, porque lo tenebroso de este cuento no tiene que ver solo con el horror explícito de violencia y muerte, sino que está basado en una persona que realmente existió y cometió esas atrocidades.  Esto quiere decir que los cuentos de hadas a veces parece que solo son simples metáforas sin base real. Por supuesto, nadie va a creer que los lobos hablen, ni que los hombres se puedan transformar en bestias horripilantes. Pues por estas razones, el personaje de Barbazul es mucho más intenso que todo lo antes visto; su proximidad a la realidad lo hace terrorífico y atrayente a la vez. No es extraño entonces que la crítica feminista pueda encontrar cierto placer analizando su argumento: un hombre poderoso se casa con un gran número de mujeres a las que tortura y asesina para satisfacer su sadismo y sus ansias de poder sobre ellas. Es violencia de género representada en un cuento cuyos elementos centrales son muy básicos: una joven y hermosa mujer, un hombre mayor que ha enviudado varias veces, y la figura (masculina) que rescata a la mujer.

Atención aparte merece esa espesa y frondosa barba, pues es símbolo de masculinidad y heterosexualidad

Obviamente, lo primero que nos viene a la cabeza al pensar en Barbazul, es en el tema del maltrato hacia mujeres, pero la visión de Angela Carter va un poco más allá, pues la conexión que ella establece es entre el imperialismo y la violencia doméstica. El Barbazul del que ella habla es un aristócrata muy rico que se encuentra protegido por un sistema político-cultural que le permite transgredir cualquier límite que le venga en gana. De hecho, toda su riqueza precede al colonialismo. Por el contrario, la protagonista femenina no es solo la más joven de sus mujeres, sino que también es la más inocente y vulnerable, pues no puede evitar el instinto de saber qué es lo que pasa a su alrededor. Su comportamiento recuerda mucho a la Eva de la Biblia, o a la figura mitológica de Pandora. Ambas mujeres querían acceder al conocimiento, acto por el cual fueron duramente castigadas al final. De esta manera es cómo la figura dominante, ya sea Barbazul o Dios mismo, puede sentirse libre de justificar su violencia hacia los demás. De hecho, la referencia a Pandora no es casual, pues uno de los libros que la joven mujer encuentra en la librería de Barbazul se titula El secreto de la caja de Pandora.

Y por culpa de mujeres curiosas, la humanidad está como está; culpémoslas por todo

El simbolismo sexual es algo que también está muy presente. La llave ensangrentada es ni más ni menos que la transgresión sexual femenina, y eso es lo que desata la ira de su marido, pues en este caso la desobediencia es prácticamente adulterio. Además de esto, la llave parece tener poder sobrenaturales cuando la joven descubre que puede ver la sangre de la mujer anterior a ella, y aunque intenta eliminar esa sangre de la llave por todos los medios, nunca desaparece. Así, la llave se convierte en una herramienta cuyo propósito principal es hacer que la mujer sea consciente de su propia opresión.

Aún queda mucho más por contar sobre sexualidad, y sobre quién desempeña en esta historia el papel del héroe, pero eso será en la próxima entrada.

Todos los comentarios son bienvenidos.

Fuente de las imágenes:
https://es.pinterest.com/pin/576249714801223061/

https://albherto.wordpress.com/2011/06/18/asesinos/

http://www.taringa.net/posts/info/18214625/Gilles-de-Rais-La-verdadera-historia-de-Barba-Azul.html

https://allaroundarts.wordpress.com/2012/11/30/watercolor-and-ink-art-mediums-part-3/pandora-eve/

Comentarios

  1. Hola, me gusta mucho este blog y lo he nominado para los premios Liebster Adward. Para mas información accede a este link https://exprimehistorias.wordpress.com/2016/07/12/liebster-adwards-2/. Enhorabuena!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Fausto, de Goethe: conociendo el Sturm und Drang (II)

Hablemos de la generación burbuja

El gran Gatsby: el sueño americano (I)

Preguntas que debes hacerte sobre el Éxodo (II)