La cámara sangrienta: oda a Eva y Pandora (II)



           La transgresión es el ingrediente esencial del cuento, y hay una parte en especial donde se hace mención a la pornografía mediante la imagen visual y el arte plástico:

          "La muchacha con lágrimas aferradas a sus mejillas como perlas engarzadas; su coño un higo cortado entre los grandes globos de sus nalgas, sobre las que estaban a punto de caer las colas nudosas de un látigo; un hombre de máscara negra que con la mano que tenía libre se toqueteaba la verga, curvada hacia arriba como la cimitarra que llevaba."

           Y esto no es el descubrimiento de 50 sombras de Grey en un cuento de hadas, sino una imagen titulada Reprobación de la curiosidad, un visionado que le sirve a la joven para figurarse cuál era el destino que Barbazul tenía para sus mujeres valiéndose de pornografía un tanto sádica, pero focalizando el punto de transgresión en la figura masculina, no en la femenina. De hecho, el patrón clásico no cambia ni un ápice: marido dominador, y mujer dominada. Carter habla sobre esta imagen para usar un arte visual con el fin de revelar algo que, de otra manera, hubiera permanecido oculto. Esas imágenes pornográficas son el substrato sexual de la historia porque representa la relación entre los dos protagonistas. Y aunque es cierto que la mujer siente cierta repulsión hacia su marido, también es verdad que despierta en ella una sexualidad latente, provocando su propio deseo:


          "El beso de mi esposo, su beso con lengua y dientes y el roce de una barba, me había insinuado la noche de bodas con el mismo tacto exquisito del camisón que me había regalado; una noche de bodas que se aplazaría voluptuosamente hasta que yaciéramos en su antigua y fabulosa cama, en un dominio situado en una cumbre y rodeado por el mar que todavía escapa a mi imaginación."




          Sucede exactamente igual que con la protagonista de En compañía de lobos, donde la mujer siente una fuerte atracción hacia el lobo, aunque sepa que es un depredador peligroso. Esta situación no deja de reflejar cómo funciona esa relación tan estrecha entre el peligro y el placer, cuyo objetivo principal es alcanzar la libertad tanto sexual como personal.
          Aparte de la obvia relevancia del aspecto sexual, ahora hay que pensar un poco en la figura del rescatador que está a punto de salvar a la mujer de las garras del pecado, más que del pecador. En el cuento de Perrault, los héroes son los hermanos de la joven, pero sabiendo que a Angela Carter le aburre el estereotipo clásico, la salvadora va a ser la propia madre de la chica junto con un hombre joven y ciego, que además está castrado y enamorado de ella. Que la madre sea la salvadora es algo muy raro en la mayoría de los cuentos populares, ya que siempre suelen estar muertas, o simplemente no aparecen. Y aquí llega un detalle muy interesante, porque resulta que si ya había hablado sobre la conexión que había entre Barbazul y el imperialismo, la herramienta que la madre va a usar para llevar a cabo el rescate de su hija va a ser la historia de la colonización, precisamente. La madre es hija de colonizadores franceses en Indochina, así que ha aprendido a desarrollar habilidades para protegerse a sí misma, como el manejo de la escopeta para matar a los tigres, o la lucha para defenderse de piratas. Así es evidente lo directa que es su relación con las colonias.

Nunca subestimes el poder de una mujer criada en las colonias

          Finalmente, la mujer logra escapar junto a su madre y el joven ciego, cuya ceguera implica la imposibilidad de dominar mediante violencia física, y el hecho de que esté castrado hace aún más simbólica esa negación tanto de las relaciones peligrosas como del placer, algo que el matrimonio había representado para ella hasta ese momento. Si hay algo que queda claro, es que no hay nada más peligroso que la autoridad abusiva y la ignorancia en sí misma, añadiendo además la mezcla de sexualidad y violencia como el fruto prohibido, lo que convierte a esa cámara sangrienta en un lugar de miedo y deseo a la vez, dos conceptos que generalmente van de la mano.
           Todos los comentarios son bienvenidos.

Fuente de las imágenes:
http://roshnienglish.weebly.com/the-bloody-chamber--the-snow-child--angela-carter-prose.html

http://hannahillustration.blogspot.com.es/2012/02/bloody-chamber-and-other-stories-by.html

http://annavioletillustration.blogspot.com.es/2012/02/bloody-chamber-and-other-stories.html

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fausto, de Goethe: conociendo el Sturm und Drang (II)

El cuento del rechazo hacia la desinformación

Preguntas que debes hacerte sobre el Éxodo (II)

Preguntas que debes hacerte sobre el libro de Josué