Louise Bennett: humor como forma de protesta contra la injusticia (III)



El lenguaje es la primera seña de identidad de una cultura. Como hemos visto en Ni un poco de 'asento', el rechazo contra la propia lengua materna es un rechazo a tus raíces y orígenes. Es muy evidente que la intención de Miss Lou era destacar ese sinsentido riéndose de la obsesión por una perfecta pronunciación americana que, según la madre del poema antes mencionado, su hijo debía tener para no avergonzar a su familia. Una vez más, la poetisa nos enseña otro absurdo ejemplo del efecto pernicioso que las ideas imperialistas tienen sobre la mente de muchos nativos. Si habéis leído el último verso de Ni un poco de 'asento', os habrá parecido que es un puro chiste, pero esa era la realidad de muchos jamaicanos. La percepción de las colonias como territorios inferiores en comparación con los grandes países, afectó también la percepción de los nativos hasta el punto de rechazar todo lo que tenía que ver con su cultura.

¿Qué me decís de las cremas blanqueadoras de piel? ¿Se puede considerar como una inocente preferencia estética?

La obsesión por parecer que estás en el grupo de los "superiores" es algo que aparece también en el sistema educativo y, por supuesto, en el color de la piel. En el poema Pasa po' blanca, al igual que en Ni un poco de 'asento', tenemos un ejemplo de lo difícil que es mostrar orgullo de pertenecer a la nación de Jamaica:

Miss Jane acaba de resibí notisia' d'América
Su hija 'mu' orgullosa e'cribe con retranca

Que su'pendió to' lo' exámene'

¡Pero pasó po' blanca!

La imagen de alguien alegrándose porque su hija parece blanca aunque haya suspendido todos los exámenes, no se puede tomar en serio. El factor racista aquí es más que obvio, pero lo que parece aún más grotesco es que los padres estén contentos con eso. Es más, la actitud de los progenitores es de alivio y de resignación a la vez, porque si su hija no es exactamente brillante en los estudios, por lo menos parece más blanca que negra. ¡Y eso es algo que celebrar!


La conclusión es que la chica tiene que soportar tan el racismo de EEUU como el de Jamaica, la manipulación es la misma. La ironía es que hay que lidiar con la discriminación tanto dentro como fuera del hogar, pero la joven y su familia han interiorizado ese racismo y EEUU les premia por ello, porque es así cómo la supremacía de la raza blanca puede seguir dominando el mundo sin problemas. Además, dentro de esta ironía también se puede notar la rabia de la propia Bennett, porque lo que el poema destaca es esa falta de amor propio de los caribeños a la hora de defender sus derechos, o lo que es más importante, defender su dignidad. La verdadera vergüenza aquí, reside en la incapacidad de construir un estado postcolonial unido, basado en la importancia del progreso. Mientras los nativos estén ocupados preocupándose de problemas raciales, problemas que fueron previamente establecidos por los colonizadores, la identidad caribeña seguirá siendo un completo chiste, como bien ha demostrado Miss Lou.

Aún queda un último tema por hablar en el trabajo de Bennett y al que le da mucha importancia, y es la cuestión de la identidad femenina. En la próxima entrada hablaré sobre ella y daré punto y final a este intenso repaso sobre la obra de Louise Bennett.

Todos los comentarios son bienvenidos.

Fuente de las imágenes:
http://themirrorcollector.blogspot.com.es/2013/02/louise-bennett-la-insigne-poeta-del.html

http://thandiekay.com/2014/07/31/the-fairest-of-them-all-dija-ayodele-on-the-culture-of-skin-bleaching/

Comentarios

  1. Coincido plenamente con la idea de Louise Bennett de que el rechazo de la lengua materna supone un rechazo a nuestras raices, cosa que hoy, desgraciadamente ocurre con harta frecuencia y es un solapado método de colonización cultural, curiosamente impuesto por los indígenas de cualquier país que quieren esconder su mediocridad empleando términos, para ellos exóticos y cuyo significado desconocen.
    Gran análisis, como de costumbre.
    Un abrazo Carolina :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Javier!
      Es exactamente lo que dices; en este caso, el poema habla del contexto jamaicano, pero en España sin ir más lejos abundan esos "colonizados de mente" que mencionas, y que encima reconocen que en inglés todo suena mejor.
      En fin, cosas de la colonización moderna.
      Muchas gracias por pasarte a comentar :)

      Eliminar
  2. Hay una consigna contundente que aclara mucho a la hora de precisar qué hacen los que tienen el poder para perpetuarse en él y en el contexto histórico, político, social, cultural o lingüístico de los países dominados o sometidos por las potencias extranjeras de turno: "Cuando una clase quiere tomar el poder o afianzarlo, crea un clima de opinión, incluso de terror". Gobernar por el terror no era necesario siempre en el ámbito colonialista porque tan solo les bastaba a los oligarcas extranjeros de los países imperialistas la estrategia de efectuar una eficaz labor de propaganda mediática y sobre el terreno, a la hora de extender la idea de que todo lo autóctono debía ser rechazado por parte de la población sometida, porque era retrógrado, inferior o atentaba contra el desarrollo o el progreso. En nombre de la democracia y la libertad se infundieron enormes falacias ideológicas, que también tenían su base material: las colonias no podían producir a partir de sus materias primas ni tampoco manufacturar sus propios productos locales sin pasar por el control axhaustivo de los ingleses, en el caso de Jamaica también. A nivel político, la oligarquía criolla quedaba totalmente supeditaba a la defensa de intereses ajenos de atribución intervencionista, externalizante...
    Rechazar el color de la piel es un efecto colateral de mucha importancia y gravedad, es negar lo más esencial de uno mismo, un rasgo identitario. Como muy bien planteas cuando describes los versos Pasa po' blanca. Los climas de opinión se inoculan gracias a pasar el tamiz de la aceptación, de la resignación o como en muchos casos, de fomentar el orgullo por lo novedoso en aras de la confusión que en esta caso lo que evidencia es el racismo. Ni más ni menos. Y como muy bien planteas, eso ocurre en el contexto original jamaicano, pero también en el país de acogida, de acogida entre comillas, EEUU. Y además, los climas de opinión vertidos por las superpotencias cumplen el papel por igual de desviar la atención hacia temas subordinados a la verdadera causa, véase el racismo. Este propósito de lucha verdadero sería la unidad post-colonial y trabajar por el progreso como nación liberada.

    Fenomenal post, análisis crítico que me queda más completo en su significado y comprensión, después de leer este tercer post, al haber nombrado cuestiones muy específicas que ayudan a comprender el sentido global de lo que la autora pretende con sus poemas y con sus libros. El próximo, será también muy interesante. Hasta el próximo análisis. Lo he disfrutado y cómo de bien.
    Un abrazo, Carolina ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Marisa!
      Me gusta que hayas mencionado el tema de la propaganda como factor determinante dentro del proceso de colonización. En seguida relacionamos el uso de la fuerza y la violencia con la anexión de territorios, justo como nos enseñan en los libros y las películas, pero luego está esa colonización mental que es posible gracias a la propaganda, mucho más sibilina y efectiva; sibilina porque no se percibe a simple vista y se implanta de manera casi automática, y efectiva porque no existe una violencia explícita que pueda tener como consecuencia la rebelión de la colonia. Conclusión: todo el mundo feliz y conforme, y así sin darte cuenta, poco a poco van sustituyendo tu propia historia en favor de otra.
      Muchas gracias por aportar tan valiosa información :)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Fausto, de Goethe: conociendo el Sturm und Drang (II)

Hablemos de la generación burbuja

El gran Gatsby: el sueño americano (I)

Preguntas que debes hacerte sobre el Éxodo (II)