Preguntas que debes hacerte sobre el Deuteronomio (II)



Hay algo que me inquieta y me molesta muchísimo a partes iguales a la hora de hablar de religión, y es el debate que se prepara a la hora de decidir qué religión es mejor y más piadosa que las demás. ¿A qué razones atienden para decir esto? Si se basan en el contenido de sus respectivos libros sagrados, no puedo comprar vocal por motivos como los que se muestran en el Deuteronomio 11 y 13:

"Destruid por completo todos los lugares donde los pueblos que vais a conquistar adoran a sus dioses: en los montes, en las colinas y bajo los árboles frondosos. Derribad sus altares, haced pedazos las piedras y quemad los troncos a los que rinden culto; destruid las imágenes de sus dioses y borrad de aquellos lugares su recuerdo."

(En referencia al castigo que hay que dar a familiares o amigos que adoran en secreto a otros dioses) "Ni siquiera tengas compasión de él: no le tengas lástima ni lo encubras. Al contrario, mátalo. Apedréalo hasta que muera, por haber querido apartarte del Señor tu Dios, que te sacó de Egipto, donde eras esclavo."

¿Entendéis ahora la imagen del ISIS de cabecera? Estamos hablando de destruir hasta los cimientos culturas distintas a las nuestras, de matar al infiel lapidándolo, y esto no lo he sacado de un panfleto de un grupo terrorista, sino de la misma Biblia. Entonces repito la pregunta, ¿en base a qué la gente decide qué religión es menos violenta y más piadosa? Ya estamos viendo que tomar como referencia los libros sagrados sería un error, así que la única opción es elegir aquellas religiones que mejor se han sabido adaptar con el paso del tiempo; respecto a este último punto, hice una reflexión en la primera entrada sobre el Deuteronomio que cuestionaba muy seriamente el papel de la religión en el mundo actual.

El islamismo y la religión judeo-cristiana no son tan distintas

Ahora vamos a ver qué nos dice el Deuteronomio 21, 22, y 23 sobre el castigo a los hijos desobedientes, sobre las mujeres que no son vírgenes antes del matrimonio, y sobre el destino de las mujeres violadas respectivamente:

"Entonces todos los hombres de la ciudad lo matarán a pedradas. Así acabaréis con la maldad que haya en medio de vuestro pueblo y, al saberlo, los israelitas sentirán temor."

"Pero si resulta cierto que la joven ya no era virgen, la sacarán a las puertas de la casa de su padre y los hombres de la ciudad la matarán a pedradas, por cometer una maldad tan grande en Israel y haber deshonrado la propia casa de su padre. Así acabaréis con el mal que haya en medio de vosotros."

"Si un hombre se encuentra una muchacha virgen y sin compromiso de matrimonio, y la obliga a acostarse con él, y son descubiertos, entonces el hombre tendrá que entregar al padre de la joven cincuenta monedas de plata; y, como la ha deshonrado, tendrá que tomarla por mujer y no podrá divorciarse de ella en toda su vida."

Sacado fuera de contexto, a cualquier persona que lea esto le vendrá a la cabeza la Sharia islámica, o las acciones de cualquier grupo extremista, medidas que por desgracia se siguen aplicando en algunas regiones azotadas por el fanatismo religioso. Demostrado queda aquí que las lapidaciones, y la obligación de las mujeres violadas a casarse con su violador son medidas tomadas en primer lugar por la tradición judía. Es por esto por lo que debemos sentirnos muy afortunados de haber nacido en ciertas partes del mundo, donde sí se ha entendido que interpretar la religión de manera literal solo conduce a violaciones constantes de derechos humanos.


En la última parte del Deuteronomio aclararé los verdaderos motivos por los cuales Dios ordenó destruir los distintos pueblos que habitaban en Canaán.

Todos los comentarios son bienvenidos.

Fuente de las imágenes:
http://eldiariony.com/tema/isis/

https://www.enlacejudio.com/2017/02/13/el-islam-se-esta-fortaleciendo-en-europa-con-la-bendicion-de-la-iglesia/

Comentarios

  1. Resulta obvio que la Biblia, libro en el que se han basado religiones como el Islam y diversas sectas pseudocristianas, es un libro que predica la violencia y la intransigencia. Solo los Evangelios (con independencia de que a lo largo de la historia, los teólogos hayan realizado espureas interpretaciones en base a los intereses momentaneos de la Iglesia), predican el Amor y la transigencia y son, afortunadamente, uno de los pilares del pensamiento occidental con independencia de su aspecto religioso.
    Gran estudio el que estás realizando Carolina.
    Un abrazo :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Javier,
      Lo que más me importar es que se entienda que toda esta crítica va contra la manipulación religiosa, no contra las creencias espirituales en sí.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Fausto, de Goethe: conociendo el Sturm und Drang (II)

Preguntas que debes hacerte sobre el libro de Josué

Preguntas que debes hacerte sobre el Éxodo (II)

El cuento del rechazo hacia la desinformación