Preguntas que debes hacerte sobre el Deuteronomio (III)



          En la segunda parte de esta serie, había demostrado cómo el proceso de destrucción de los pueblos que habitaban Canaán se asemejaban a las acciones terroristas a la hora de destruir una cultura por completo, pero nos faltaba la pieza más importante de todo el puzzle: ¿por qué razón Dios ordenó su destrucción con esa virulencia? La razón era que estos pueblos adoraban a sus dioses mediante sacrificios humanos (la imagen de arriba muestra el sacrificio de un niño a un dios cananeo de nombre Moloc), y lo justo era que esa maldad fuera erradicada por parte de los israelitas. Esta razón nos puede parecer justa para entender el ataque a esos pueblos, pero teniendo en cuenta las órdenes que hasta ahora ha dispuesto Dios para los israelitas, lo que también vamos a entender es que lo que Dios castiga no es el acto del asesinato en sí, sino los motivos. En la última parte había explicado que el castigo a los hijos desobedientes era la muerte a pedradas por parte de los hombres del pueblo, de modo que lo que Dios entiende por maldad es que se sacrifique a un ser humano a otro dios, pero en cambio las penas de muerte a los hijos rebeldes son actos de justicia. Se repite exactamente la misma historia con el esclavismo, no se trata del acto de esclavizar en sí, se trata de quién es esclavizado; por esa razón, a pesar de que los israelitas fueran liberados de la esclavitud en Egipto, Dios les da el derecho de tener esclavos de otras regiones. De todas maneras, esta no va a ser la última vez que seamos testigos de la malicia de Dios.

"El castigo colectivo es un crimen de guerra"

En el Deuteronomio 24 vamos a ver cómo Dios se retracta del castigo colectivo (la familia de Coré lo sufrió):

"Los padres no podrán ser condenados a muerte a causa de lo hecho por sus hijos, ni los hijos a causa de lo hecho por sus padres, sino que cada uno morirá por su propio pecado."

Esta prescripción tenía como finalidad oponerse a la costumbre primitiva de extender el castigo a toda la familia del culpable, pero como dice el dicho popular, más sabe el diablo por viejo que por diablo (en este caso cambiad diablo por Dios, aunque la diferencia no es tanta). Leed que las condenas a muerte ya no se aceptan para el castigo colectivo, pero con las maldiciones hay más mano larga, como así se explica en el Deuteronomio 28:


"Pero si no obedeces al Señor tu Dios ni pones en práctica todos sus mandamientos y leyes que yo te he ordenado hoy, vendrán sobre ti y te alcanzarán todas esas maldiciones. Serás maldito en la ciudad y en el campo. Será maldita tu cesta y el lugar donde amasas la harina. Serán malditos tus hijos y tus cosechas, y las crías de tus vacas, de tus ovejas, y de todos tus animales. Y maldito serás tú en todo lo que hagas."

Esto es solo un pequeño párrafo, porque toda la lista de desgracias que le caen al que desobedece a Dios rellena dos páginas, y en ese texto también hay espacio para dejar claro que todas esas calamidades son un castigo contundente tanto para el pecador como para su descendencia. No voy a matar a tus descendendientes, pero les haré malditos igual que a ti. No hace falta decir que hubiera sido más piadoso por su parte una condena a muerte que una vida llena de desgracias.



No puedo acabar este análisis sin hacer esta referencia al Deuteronomio 18:

"Yo haré que salga de entre ellos un profeta como tú, uno que sea compatriota suyo y que les diga lo que yo le ordene decir, y les repita lo que yo le mandé."

Eso es lo que Moisés les explica a los israelitas que Dios le ha dicho, que de entre ellos surgiría un nuevo profeta excepcional, como había sido Moisés. Esta es la primera referencia a la venida de Cristo, y quiero destacarla porque él va a ser la representación de Dios en la Tierra, de ese Dios que hemos estado conociendo hasta ahora. Según las acciones de Cristo, y tras haber analizado las acciones de Dios en el AT, estaremos más preparados para considerar si Cristo y Dios son uno, o si estamos hablando de dos personalidades completamente distintas.

Audiolibro: Deuteronomio



Documental: Las advertencias de las profecías de Israel




Recordad que podéis ver todos los vídeos del blog aquí
https://www.youtube.com/channel/UCOq0hbMiz_IBW6kIClelOAQ 
         
Todos los comentarios son bienvenidos.

Fuente de las imágenes:
http://www.jesus-is-savior.com/False%20Religions/Wicca%20&%20Witchcraft/bohemian_moloch.htm

http://www.atrio.org/2014/07/algunas-vidas-valen-mas-que-otras/

http://nuevotiempo.org/labibliahabla/2013/02/13/quien-era-cristo/

Comentarios

  1. Parece que el Nuevo Testamento se corresponda a un cambio en los postulados de la religión judeocristiana. Coincidiendo con la expansión de la rama judía procedente de una de las tribus de Abraham, si no me equivoco. Esa profunda separación entre un dios castigador y cruel que promueve la esclavitud y el asesinato por motivos de credo y la imagen renovada que ofrece el NT es precisamente una ruptura con visos al expansionismo. Luego vendría el Catolicismo una vez el Cristianismo fue aceptado y oficializado por el Imperio Romano.
    Me ha gustado mucho este ensayo, lleno de lucidez pragmática, con ejemplos claros y contundentes, acerca de los motivos que implican las decisiones de un dios advenedizo y no definitivo, bajo mi punto de vista. Un Dios que las posteriores generaciones no hubiesen aceptado.
    Te felicito de nuevo, Carolina.
    Un abrazo ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marisa,
      No te equivocas, a partir de Abraham dijo Dios que nacería una nación poderosa, y luego con la llegada de Cristo ya se produciría la total ruptura con el judaísmo. La verdad es que tengo mucho interés en llegar al NT, en primer lugar para entender el por qué del rechazo de los judíos hacia la figura de Cristo, y para saber si siguen siendo ellos los favoritos de Dios.
      Muchas gracias por tu comentario, me alegra infinitamente que hayas entendido lo que he querido expresar a lo largo de este exhaustivo análisis del Pentateuco :)
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. Excelente análisis, sobre todo en la parte de la preparación de la venida de Dios en la Tierra, quien introduce cambios importantes en la religión y que, quizas por ello, no es recibido por "su pueblo" con los brazos abiertos.
    Por poner un punto de humor, quizás Dios quito la extensión de los castigos a los padres y demás por quitarse problemas en caso de que las cosas se pusieran feas entre su hijo y los israelitas :P

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias ;)
      Pues ya que lo mencionas, y teniendo en cuenta que la predestinación en la Biblia es un hecho, no es una idea tan descabellada pensar que lo que Dios quería hacer era evitar las represalias de los judíos por los estragos que causó su hijo. Casi parece una situación sacada de "La vida de Bryan".
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  3. Hola Carolina
    Existe, efectivamente, un profundo cambio entre el mensaje transmitido en el NT y el transmitido en el AT, y es comprensible el rechazo que este produce entre los judíos ortodoxos. Espero con curiosidad que analices este tema.
    Un abrazo :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javier,
      No dudes que lo haré; apenas he acabado el Pentateuco y ya tengo unas enormes ganas de leer directamente el NT sin leer el resto de libros de la Biblia. Presiento que va a resolver muchas dudas que tenía acumuladas en mi cabeza desde hace mucho tiempo.
      Muchas gracias por tu comentario ;)
      ¡Un abrazo!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Fausto, de Goethe: conociendo el Sturm und Drang (II)

El cuento del rechazo hacia la desinformación

Preguntas que debes hacerte sobre el Éxodo (II)

Preguntas que debes hacerte sobre el libro de Josué