El espíritu te atrapa y te caes: cuando la epilepsia es cosa de espíritus (II)


Cuando alguien, o un grupo de personas, va a establecerse en un país que no es el suyo, con una cultura distinta a la suya, lo más normal es que esa o esas personas se adapten al nuevo entorno, porque no va a ser el país huésped el que va a adaptarse a ellos. Sin embargo, los padres de Lia están en una situación más complicada porque han escapado de Laos, refugiándose de la persecución política y militar de su gobierno contra los de su etnia por haber colaborado con los EEUU durante la Guerra de Vietnam. Corren un gran riesgo si vuelven a su país de origen, pero obviamente no van a modificar tan fácilmente sus costumbres aunque estén viviendo en EEUU. Considerando la situación en todo su contexto, en cierto punto me fue difícil determinar hasta qué punto simpatizaba con esta familia. No sé si habéis visto la película de Clint Eastwood, Gran Torino, pero la cultura Hmong tiene mucho protagonismo, y esto que voy a decir suena pretencioso hasta el sarpullido, pero antes de leer el libro yo era un poco como como el personaje de Eastwood en esta película, poniendo cara de exasperación cada vez que leía como los Lee ponían en peligro (según mi punto de vista) la salud de su hija debido a sus creencias.

Mi cara leyendo según qué cosas
Sí, hay que decirlo. Los doctores estadounidenses fueron ciertamente etnocéntricos (igual que yo) por considerar que el comportamiento de los Lee era demasiado excéntrico y primitivo como para ser tenido en cuenta, pero incluso dentro del mismo Occidente hay mucha gente que trata de primitivos a aquellos que rezan frente a un altar por la salud de un ser querido. Ahora, tampoco es menos cierto que los Lee tenían exactamente la misma opinión sobre los doctores. Dejemos de engañarnos, tanto unos como otros están tan centrados en sus propias culturas y tradiciones que ni piensan reparar en otras alternativas. Esta es la clásica competición por ver qué cultura es la que se impone a la otra. ¿Cómo afectó todo esto a Lia? Saltad a leer el siguiente párrafo si no queréis spoiler. Lo que ocurrió finalmente con la niña es que uno de los ataques fue tan fuerte y prolongado que la dejó en estado vegetativo, pero lejos de ver esto como una desgracia, los padres se volcaron en ella más que nunca, agradecidos por la bendición de poder seguir cuidando a su hija. ¿Se podía haber evitado esta situación? Pues considerando que el único factor al que hay que culpar es el etnocentrismo, desde luego que se podría haber evitado; tan solo se hubiera necesitado comunicación y entendimiento entre ambas partes.

Todo esto viene a resumir lo que ya dije en la primera parte, que tratar de buscar una solución para aproximar dos culturas radicalmente opuestas es mucho más difícil de lo que se empeñan en hacernos creer, porque una de las cosas que habría que hacer sería deshacerse del propio ego, y eso sí que es una prueba de fuego. Aún así, creo firmemente que el interés por saber cómo funcionan otras culturas y conocer su historia, también es aproximarse a comprender más el mundo que estamos compartiendo entre todos. Quizá si los Hmong y los estadounidenses hubieran interactuado más en términos de retroalimentación entre culturas, en vez de limitarse a recibir lecciones teóricas sobre cómo se supone que tienes que comportarte con alguien de una cultura distinta, la historia podría haber sido muy distinta. Pero si hay algo más inútil que preguntarse qué cultura es superior, es seguir pensando en lo que pudo haber pasado y no pasó.



Curiosidades que hay que saber:

- Anne Fadiman apenas sabía nada sobre la cultura Hmong al empezar a contar la historia de Lia; su empatía hacia la familia es más visible en el libro a medida que obtiene más información.

- El libro no solo ahonda en la experiencia de la familia Lee con la enfermedad de su hija, sino que también es un amplio estudio etnográfico sobre la cultura Hmong, tocando temas como el lenguaje, la religión, la comida, la relación que tiene ésta con los espíritus...

- Para ayudarnos a entender cómo funciona la cultura Hmong, la autora nos presenta varios cuentos populares a lo largo del libro que sirven para ilustrar aspectos de la personalidad de esta etnia.

- La razón por la que los Lee aceptaron que Fadiman contara su historia, fue porque la intérprete de la escritora estaba casada con un miembro del clan del padre, lo que dice mucho de la importancia de los clanes para los Hmong.

- Desde el caso de Lia, el hospital que la atendió ha adoptado nuevos procedimientos para evitar conflictos culturales.

- Lia, la niña protagonista de esta historia, murió a la edad de 31 años.

Documental: Laos, la guerra secreta


Entrevista a David Beriain sobre los Hmong


Música Hmong


Recordad que podéis ver todos los vídeos del blog aquí
https://www.youtube.com/channel/UCOq0hbMiz_IBW6kIClelOAQ

Todos los comentarios son bienvenidos.

Fuente de las imágenes:
http://www.sapatours.com/destinations/sapa-peoples.html

http://www.35milimetros.org/una-pelicula-al-dia-8-gran-torino/

https://harvardmagazine.com/1997/11/browse.books.html

Comentarios

  1. Hola Carolina.

    Como muy bien dices al principio del post, lo más noramal es que cuando alguien va a establecerse en un país con una cultura diferente se adapte al nuevo entorno y no solo es lo más normal, es lo más lógico si pensamos en ello, porque aunque muchos y muy diferentes son los motivos que inducen a esas personas o grupos a abandonal su país, su cultura, todos estos motivos pueden resumirse en uno: Mejorar su vida o hecer ésta posible.

    En cualquier caso, el hecho cierto es que tu país, tu cultura no te permite desarrollarte, por una u otra causa, como a ti te gustaría y lo abandonas, pero si su cultura (que está directamente ligada a su situación sociopolítica) no te permite vivir como quieres, es absurdo que trates de conservarla y muchos menos imponerla en el país anfitrión. Si puedes y debes mantener el mayor número posible de tradiciones, siempre que las mismas no atententen contra principios básicos de la cultura anfitriona (muchas culturas tienen la ablación o el matrimonio concertado como pilares de sus creencias y es impensable aceptarlas en la cultura occidental que propugna la libertada individual).

    Buen post, te felicito.

    Un abrazo :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javier,

      Gracias por dejar un comentario tan interesante :)

      El problema de la multiculturalidad mal entendida es que se ha convertido en un arma para buscar el sometimiento usando la vergüenza; pongo un ejemplo de esto usando una hipotética situación de los Hmong en EEUU: si hubiera algún tipo de interés en que la cultura Hmong se impusiera sobre la cultura estadounidense, no habría que usar más argumento que el de la vergüenza, es decir, como el GOBIERNO de EEUU manipuló a su antojo a esta etnia, los CIUDADANOS desarrollan un complejo de culpa mediante el cual asumen como justa la imposición de esta cultura, como compensación por el daño que el GOBIERNO hizo. Resultado: guerra entre ciudadanos, porque todos acabarán sintiendo que son los oprimidos de una forma u otra.

      Siempre es un placer verte por aquí :)

      ¡Un abrazo!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Fausto, de Goethe: conociendo el Sturm und Drang (II)

Hablemos de la generación burbuja

El gran Gatsby: el sueño americano (I)

Preguntas que debes hacerte sobre el Éxodo (II)