Preguntas que debes hacerte sobre el libro de Jueces (III)


Desde aquí veré cómo se matan mientras como palomitas. Esta es parte de la tragicomedia que envuelve la Biblia, pero he notado que en el libro de Jueces esta mezcla entre el drama y el humor es especialmente frecuente, no tenéis más que leer la segunda parte. Este último análisis está dedicado a ilustrar precisamente el por qué de la imagen que encabeza toda la entrada, y que no es otra cosa que el espectáculo que dan los hombres matándose entre ellos sin que Dios mueva ni un dedo por evitarlo, tal vez porque eso también forma parte de la predestinación, o porque simplemente hay un ente superior que se divierte viéndolo. El crimen de Guibeá y la guerra contra la tribu de Benjamín van a ser los dos grandes momentazos de guerras intertribales que ya solo por ver cómo se producen y por la absurdez de las mismas, van a hacer que nos llevemos las manos a la cabeza.

El crimen de Guibeá se desarrolla exactamente igual que se desarrolló el episodio de Lot en el Génesis, cuando éste permitió que un grupo de hombres violaran a sus hijas con tal de proteger al invitado que tenía en casa (parece ser que en el antiguo Oriente existía la muy "razonable" costumbre de defender el honor del invitado antes que el de la mujer). Aquí sucede exactamente lo mismo, solo que en esta ocasión no solo entregan a la hija del huésped, sino también  a la concubina del invitado; así quedan claras dos cosas: en primer lugar, da igual si las mujeres son invitadas o familiares, simplemente su honor no vale cuando hay problemas; en segundo lugar, y relacionándolo con el primer punto, estamos viendo que la virtud (virginidad) de una mujer solo se usa como recurso para protegerse las espaldas, no porque por sí mismo tenga algún valor. Por ejemplo, era esencial que las mujeres fueran vírgenes para el matrimonio porque los hombres querían asegurarse un vientre (que no una mujer) destinado únicamente para su prole, pero como hemos visto, cuando las cosas se ponían feas esa pureza repentinamente dejaba de tener tanta importancia.

Esta imagen representa el momento en el que se encuentran a la concubina muerta después de haber sido violada durante toda la noche; la Biblia usa literalmente las palabras "violación" y "humillación" para hacer referencia a este hecho

Para vengar la muerte de su concubina, el levita se lo explica así a los israelitas en Jueces 20:

"Yo llegué con mi concubina a la ciudad de Guibeá, de la tribu de Benjamín, para pasar la noche allí. Pero esa misma noche, los habitantes de la ciudad rodearon la casa en que estábamos alojados con la idea de matarme, y de tal manera abusaron de mi concubina, que murió."

Ya no solo es sorprendente que busque venganza cuando él fue el primero que no opuso resistencia para entregar a la mujer en lugar de él (los hombres que asaltaron la casa en realidad le buscaban a él para tener sexo), sino que Dios ni se inmuta ante estos crímenes, ni los castiga tan duramente como sí castiga la creación de ídolos, por ejemplo; eso nos puede dar varias pistas sobre la personalidad puramente narcisista de Dios. Pero la parte cómica viene ahora, porque al ser esta una guerra entre israelitas, acuden a Betel a preguntar a Dios qué tribu debería ser la primera en atacar a la tribu de Benjamín, y Dios les responde (mientras come palomitas) que la primera debe ser la de Judá. Dios siempre interfiere en todos los planes, o al menos eso es lo que la Biblia enseña, que nada de lo que los israelitas han hecho ha sido por mérito suyo, sino que siempre ha estado la mano de Dios detrás de ellos. ¿Podemos entonces considerar que detrás de estas guerras intertribales también está su mano?


Para finalizar con el libro de Jueces, y para demostrar una vez más que el papel que le da la Biblia a las mujeres es el de máquinas de reproducción que pueden ser robadas de vez en cuando, cuando la tribu de Benjamín empieza a resurgir y tienen que reproducirse de alguna manera, los jefes de Israel les aconsejan que vayan a la región de Siló a robar mujeres (literalmente), y si los hombres de Siló hacen reclamaciones (igual que las empresas) les dirían lo siguiente en Jueces 21:

"Os rogamos, como un favor personal, que los perdonéis, porque nosotros no pudimos conseguir mujeres para todos ellos en la guerra contra Jabés. Además, como vosotros no se las disteis (las mujeres), realmente no habéis faltado al juramento."


Curiosidades que hay que saber:


- Como habéis podido comprobar, no fue Dalila quien le cortó el pelo a Sansón como mucha gente cree, sino que ella solo hizo que le confesara el secreto.

- Se especifica que Gedeón tuvo 70 hijos, lo que le convierte en uno de los hombre que más hijos tuvo en toda la Biblia.

- Sansón mató a más personas en el momento de su muerte (destrucción del templo filisteo) que en toda su vida.

- Este es el primer libro de la Biblia en el que se declara explícitamente a una mujer como "bendita, y esa es Jael, quien salva a Israel de caer en manos del rey de Canaán.

- Algunas unidades de combate israelí se hacen llamar "Sansón" en honor al personaje bíblico de fuerza sobrehumana.

- La famosa canción de Leonard Cohen, Hallelujah, habla de Sansón.

Audiolibro: Jueces



Película: Gedeón



Película: Sansón y Dalila



Música: Hallelujah - Leonard Cohen



Recordad que podéis ver todos los vídeos del blog aquí
https://www.youtube.com/channel/UCOq0hbMiz_IBW6kIClelOAQ

Todos los comentarios son bienvenidos.

Fuente de las imágenes:
https://www.malenehald.dk/blog/giffens-historie-del1/

http://escuadronesdelafe.galeon.com/aficiones1158580.html

https://heliocolombe.wordpress.com/2014/03/18/es-dios-un-manipulador-de-vidas-por-que-dios-hace-planes/

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fausto, de Goethe: conociendo el Sturm und Drang (II)

El cuento del rechazo hacia la desinformación

Preguntas que debes hacerte sobre el libro de Josué

Preguntas que debes hacerte sobre el Éxodo (II)