La esfinge: el terror está en la percepción



Este no es mi cuento favorito de entre todos los que ha escrito Poe; es más, mis preferencias se inclinan hacia La máscara de la muerte roja y El sistema del doctor Breah y del profesor Plumma (no dejéis de leerlos), pero el cuento del que voy a hablar hoy me ha resultado uno de los más enigmáticos. El argumento es "marca" Poe: el protagonista de la historia se refugia durante unos días en la casa de un amigo para protegerse de la epidemia de cólera que asola Nueva York; como sucede con la mayoría de sus personajes, el protagonista sufre de contínua melancolía y pánico, factores que se acrecentan cuando se encierra a leer en la biblioteca de la casa la mayor parte del día. Y aquí viene otro factor inconfundible de Poe, y es que un día este protagonista ve por la ventana a una esfinge de aspecto y proporciones enormes.

No he podido evitar leer algunos comentarios al respecto sobre este cuento, y lo cierto es que la mayoría de personas lo califican como el más simple y menos intrigante de los que este popular escritor tiene en su haber, pero es que creo haber interpretado algo que, al menos para mí, tiene bastante más miga de lo que parece a simple vista. Aunque también puede ser que yo alucine tanto como Poe, así que tampoco os toméis este breve ensayo como si fuera la interpretación más acertada que se le pudiera dar.


Como había dicho, el protagonista se refugia en casa de un amigo, y este amigo trata de calmarlo cada vez que le cuenta en un estado de nervios bastante alterado que acaba de ver por la ventana a un monstruo de proporciones monstruosas (valga la redundancia). Los métodos de calma del amigo pasan por hablar de historias que en absoluto tienen que ver con el tema de la esfinge, ni con alucinaciones, ni con nada que se le parezca, y una de las cosas de las que habla es de la democracia:

"Para apreciar debidamente la influencia que sobre la humanidad ha debido de ejercer la difusión de la Democracia, podríamos considerar que la distancia de la época en que tal difusión pudo efectuarse, constituye un elemento en la apreciación."

Este comentario sobre la democracia para mí fue una pista muy importante que me ayudó a entender el relato, o por lo menos, a darle una interpretación un tanto particular. Y aquí llega un spoiler, así que sugiero que saltéis el siguiente párrafo si queréis saber de qué se trataba esa monstruosa esfinge. A todos aquellos a los que les gusten los insectos, se habrán dado cuenta de que la imagen que puse dos párrafos más arriba es una pista para entender lo que era la esfinge en realidad, y no era otra cosa que una mariposa denominado Sphinx, muy característica por su mancha en forma de calavera, como podéis apreciar bien el la fotografía. Sí, puede resultar muy decepcionante, pero ahí donde el protagonista veía que había un monstruo al otro lado de la ventana debido a su perturbada imaginación, su amigo identificó a esta pequeña mariposa justo en la ventana, escalando una tela de araña. ¿Es muy flojo este final? Pues ahora paso a explicar lo que para mí significó relacionándolo todo con la cita anterior sobre la democracia.


Teniendo en cuenta la explicación que se da sobre la democracia, la visión de la esfinge es un símbolo para demostrar que las opiniones y los puntos de vista cambian no solo dependiendo de la persona, sino también de la época, como bien explica el amigo, y eso es algo que parece más que obvio de no ser porque Poe se vale del elemento del miedo, en este caso miedo hacia la esfinge. La visión del monstruo debería ser más que suficiente para espantar a cualquiera, y por eso impresiona mucho el comentario que hace el amigo cuando él también acaba viendo al "monstruo". Él no muestra temor, porque su percepción es distinta; todo acaba siendo una metáfora para hablar sobre la percepción de las cosas, y creo que Poe ha sido especialmente agudo incluyendo esa cita sobre la democracia, sabiendo que pocas cosas alteran tanto la percepción como la política.

Curiosidades que hay que saber:

- Para el año en el que este relato fue escrito, 1832, Nueva York estaba sufriendo una epidemia de cólera, al igual que en la historia.

- La esfinge fue publicada una única vez, y fue en Enero de 1846 en la revista Arthur's Ladies Magazine.

- El horror por la epidemia de cólera que sufre el protagonista es el reflejo del terror que en ese momento sentía Poe por la salud de su mujer Virginia, enferma de tuberculosis.

- La crítica de su época consideró esta historia como mediocre y cuyo único propósito era llamar la atención en torno a la democracia.

- Cinco años después de escribir el relato, sería el propio Poe el que sufriría alucinaciones debido al estrés psicológico, soñando incluso con que un enorme pájaro le comunicaba que padecería de cólera.

- La imagen de la mariposa esfinge ha sido utilizada más veces por la cultura popular para simbolizar el miedo o la muerte, como en la película El silencio de los corderos.

Audiorelato: La esfinge


La esfinge recitada por Vincent Price


Recordad que podéis ver todos los vídeos del blog aquí

Todos los comentarios son bienvenidos.

Fuente de las imágenes:
http://www.todocoleccion.net/libros-segunda-mano-terror-misterio-policiaco/edgar-allan-poe-esfinge-otros-relatos-altea-junier-enigmas~x51489247

https://animalesextraordinarioscm2.wordpress.com/2016/05/10/esfinge-de-la-calavera/

Comentarios

  1. Hola Carolina,
    Me encuentro de vacaciones. Es por ello que me vais a ver dando guerra, jejeje.
    Tras leer el ensayo, no puedo por más que decir, ¡valiente cronista y analista literaria es Carolina! Además, de valiente, certera. Llevado el análisis a contracorriente del oficialismo, se podría decir que en este paralelismo que detallas entre el terror psicológico y el juicio de valor sobre la democracia, (aparte yo también creo que esa percepción acerca de ella existe en función de la época o el contexto histórico) es muy interesante de investigar, por lo demás, tiene su lógica. Y me pareces valiente y certera tu reseña porque no te quedas en la superficie ni en lo convencional, profundizas en la visión de lo aparente. Cuando conoces la lógica del discurso, como me suele ocurrir a mí en todo lo que escribes, entonces te pones de acuerdo por el propio sentido y su significado.
    Conociendo quién es Poe, la época en la que escribió y el tipo de terror que desprendían sus libros, además de saber que tuvo muchos problemas personales pero para nada su figura fue irrelevante o somera, podemos entender cómo se configura este cuento. La comparación entre democracias y la máscara que cree ver, en un contexto de pánico colectivo, en este caso, debido al miedo al cólera, hace que tales asociaciones de ideas resulten creíbles. No he leído muchos relatos y libros de Poe, solo los más conocidos, pero considerar a este cuento como una obra menor quizá se debiera al mismo marketing literario que ya existía en aquella época, que no dejaba de otorgar al igual que ahora cierto baremo comercial a las publicaciones literarias. Está todo fundamentado en lo que estudias y eso me encanta. Leeré más a Edgar Allan Poe.
    Un abrazo ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué alegría volver a ver tus comentarios por aquí de nuevo :) !

      Muchas gracias por tenerme en tal estima como analista literaria; creo que una de las mejores cosas que tiene la literatura es la libre interpretación, pero muchas veces siento que me salgo demasiado del cuadro y llego a interpretar cosas en las que ni el propio autor llegó a pensar a la hora de escribir, pero gracias al apoyo de personas también muy analíticas y racionales como tú siento que no es todo tan cuadriculado como parece ;)

      En cuanto al relato, sin llegar a ser una historia sobre política 'per se', y como comenté en el ensayo, considero que esta una pista que ayuda a darle una interpretación a toda la historia muy especial. He leído los cuentos más famosos de Poe, como El cuervo y El gato negro, pero creo que tienen un sentido del terror mucho más literal si lo comparamos con La esfinge, que a cualquier persona que lo lea buscando el terror que caracteriza a Poe va a encontrarlo muy decepcionante (ahí ha hecho mucho daño el marketing literario en torno al estilo de Poe del que hablabas).

      Y desde luego, si vas a leer más a este autor te recomiendo los dos relatos que mencioné al principio, especialmente el último, que me pareció una gozada.

      Un abrazo, y disfruta de esas merecidas vacaciones ;)

      Eliminar
  2. Hola Carolina:

    Es un auténtico placer leer un nuevo post tuyo y más si tenemos en cuenta el tema que tratas y el autor que utilizas para ello.

    Poe, junto con Lovecraft, es el maestro indiscutible del terror psicológico, sin utilizar los habituales recursos de este género ni a los habituales espeluznantes monstruos, sus obras inciden en los temores atávicos del hombre. Sus obras se desprenden del autor y del tiempo y pasan a integrarse en el mundo onírico del lector, por lo que cada uno proyecta sus propios temores interpretando de forma muy personal lo escrito, de ahí su vigencia intemporal, a pesar de que como muy bien dices: "...las opiniones y los puntos de vista cambian no solo dependiendo de la persona, sino también de la época,..." Algo que ocurre en todas las facetas de la vida y especialmente en la política.

    En este post, como en todos los tuyos, nos demuestras tu independencia de pensamiento y tu valor para enfrentarte a las corrientes oficiales, algo que me encanta de ti.

    Un abrazo :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javier :)

      Muchas gracias por tu comentario, para mí siempre es un placer que pases por aquí para aportar comentarios muy valiosos que aportan mucho a lo que ya he escrito ;)

      Como dije en el ensayo, no estoy para nada segura de que Poe quisiera destacar la problemática de la percepción valiéndose de esa cita sobre la democracia y de la metáfora de la esfinge, que se convierte en un monstruo o no dependiendo de los ojos que la miren, pero de lo que estoy segura es de que esta historia no es tan simple como aparenta ser; en el fondo, esa la magia de la literatura, que la interpretación pueda ser libre.

      Me reitero en lo dicho Javier, siempre es un placer tenerte por aquí :)

      ¡Un abrazo!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Fausto, de Goethe: conociendo el Sturm und Drang (II)

Preguntas que debes hacerte sobre el libro de Josué

Preguntas que debes hacerte sobre el Éxodo (II)

El cuento del rechazo hacia la desinformación