Harry Potter y la Segunda Guerra Mundial (III)



Pregunta de primero de gobierno mundial: ¿qué es lo primero que hay que controlar para que todo el mundo baile al son que tú marcas? La respuesta es los medios de comunicación. En el universo Harry Potter esto no podía ser menos, y lo que todo el mundo espera tras el regreso de Voldemort es que las noticias te mantengan al tanto de lo que está sucediendo, incluso en el mundo muggle. Como sabéis si habéis ido leyendo todas las partes del ensayo, Voldemort y los mortífagos están especialmente obsesionados con la pureza de sangre mágica, y uno de sus principales objetivos a eliminar son las personas no mágicas. En Harry Potter y la Orden del Fénix, mientras Harry pasa las vacaciones con su familia muggle, espera pacientemente a que las noticias informen sobre accidentes, desapariciones, o muertes en extrañas circunstancias que alerten a la población no mágica de que algo raro está pasando. Pero los informativos muggle de lo que advierten es de esto:

"Y por último, el periquito Bungy ha descubierto una novedosa manera de refrescarse este verano. ¡Bungy, que vive en el Cinco Plumas de Barnsley, ha aprendido a hacer esquí acuático! Mary Dorkins se ha desplazado hasta allí para darnos más detalles..."

No quiero decir que los informativos solo deban basarse en informar sobre desastres y desgracias, pero lo que sucede en el libro, es algo que sucede diariamente en nuestros propios informativos: primero se habla de corrupción, cambios de leyes, algún desastre climatológico, algún crimen... y luego se pasa a dar noticias del todo irrelevantes como las del periquito Bungy, para aplacar la indignación que nos han producido las primeras noticias. Y ya no hablemos de cuando este tipo de noticias "simpáticas" funcionan como distracción momentánea para evitar hablar de cosas mucho más serias, o bien para no alarmar a la población, o bien para proteger a alguien con mucho poder. Y Harry irá descubriendo que la tónica que se está llevando tanto en el mundo no mágico como en el mágico es la primera hipótesis.


"¿El chico que miente?" Harry empezará a protagonizar las portada de prensa más de la cuenta, y no para bien

La imagen de arriba se corresponde con el diario mágico El Profeta, algo así como el periódico El Mundo para nosotros. Para poner en antecedentes y antes de ir de lleno al quid de la cuestión, tras el regreso de Voldemort Harry vuelve a sentir dolor en la cicatriz en forma de rayo que tiene en la frente (esa marca se la hizo la varita de Voldemort al intentar matarlo cuando era niño), cicatriz que actúa como radar para advertirle de la presencia de este mago tenebroso, de modo que el hecho de que le duela es una muy mala señal. Desgraciadamente, Harry comete el error de confesarle esto a Cornelius Fudge, el Ministro de Magia, quien se niega asumir que Voldemort y los mortífagos han renacido de sus cenizas, porque eso sería admitir la incompetencia de su gobierno para proteger a la ciudadanía. Las intenciones de Harry son muy claras, y es que quiere que el mundo sepa que Voldemort ha vuelto, pero para crear una cortina de humo, el periódico califica a Harry como un pobre iluso que solo quiere llamar la atención. Eso lo sabe bien una de sus mejores amigas, Hermione Granger:

¿Pero no ves lo que están haciendo? Quieren minar tu credibilidad. Me apuesto algo a que Fudge está detrás de todo esto. Quieren hacer creer a los magos de a pie que no eres más que un niño estúpido, un poco ridículo, que va por ahí contando cuentos chinos porque le gusta ser famoso y quiere que se hable de él."

Como bien decía Malcolm X, si no estás prevenido ante los medios de comunicación, te harán amar al opresor y odiar al oprimido, y eso es exactamente lo que le pasa a Harry y a todos los que aseguren que el mago más temido de todos los tiempos ha revivido. Pero ojo, esto es lo que sucede al principio, cuando lo que se trataba de evitar era que el mundo mágico entrara en pánico haciendo burla de los que advertían del peligro que estaba a punto de llegar, ¿pero qué es lo que pasaba con los periódicos cuando el mismo Ministerio de Magia había sido ya tomado por los mortífagos?



Para que veáis cómo tanto la prensa como el Ministerio de Magia estaban ya controlados, os dejo una conversación de Harry Potter y las reliquias de la muerte entre tres personajes (Hermione, el profesor Lupin, y Ron, otro de los mejores amigos de Harry) acerca de una noticia en El Profeta que insinúa que Harry tiene algo que ver con (atención, spoiler, pero podéis leer el fragmento sin miedo) la muerte de Dumbledore:

"- Entonces ¿los mortífagos también se han apoderado de El Profeta? - preguntó Hermione furiosa. Lupin asintió con la cabeza -. Pero seguro que la gente sabe lo que está pasando ¿no?
- El golpe ha sido discreto y prácticamente silencioso - repuso Lupin -. La versión oficial del asesinato de Scrimgeour [ministro de magia posterior a Fudge] es que ha dimitido; lo ha sustituido Pius Thicknesse, que está bajo la maldición imperius.
- ¿Y por qué Voldemort no se ha proclamado Ministro de Magia? - preguntó Ron.
Lupin se echó a reír antes de contestar:
- Porque no lo necesita, Ron. De hecho, él es ministro, pero ¿por qué iba a ocupar una mesa en el despacho del ministerio? Su títere, Thicknesse, se encarga de los asuntos cotidianos, y así él tiene libertad para extender su poder por donde le venga en gana. Como es lógico, la gente ha deducido lo que ha pasado, porque la política del ministerio ha experimentado un cambio drástico en los últimos días, y muchas personas sospechan que Voldemort debe ser el responsable de tal cambio. Sin embargo, esa es la clave: solo lo sospechan. Pero no se atreven a confiar en nadie, porque no saben de quiénes pueden fiarse y les da miedo expresar sus opiniones, por si sus conjeturas son ciertas y el ministerio toma represalias contra sus familias. Sí, Voldemort juega un juego muy inteligente. si se hubiera proclamado ministro, habría podido provocar una rebelión; en cambio, permaneciendo enmascarado, ha logrado sembrar la confusión, la incertidumbre y el temor."

En este fragmento nos encontramos con tres cosas básicas en la imposición de un poder: control de los medios de comunicación (El Profeta), poder en la sombra (Voldemort controla al ministro), y censura de la libertad de expresión (las opiniones o conjeturas disidentes al régimen de los mortífagos son perseguidas).

Como habéis visto, esta tercera parte ha dado para mucho (ni siquiera yo esperaba que se pudiera alargar así) pero para la cuarta y última parte de este largo análisis concluiremos con la SGM, que no es Segunda Guerra Mundial, sino Segunda Guerra Mágica.

Todos los comentarios son bienvenidos.

Fuente de las imágenes:
http://the-walkingparadox.blogspot.com.es/2012/10/of-tanks-and-wands-parallels-of-lord.html

http://www.diarioipad.com/diarios-como-%E2%80%9Cel-profeta%E2%80%9D-de-harry-potter-podrian-existir-en-tan-solo-3-anos.html

http://www.harrymedia.com/details.php?image_id=106517

Comentarios

  1. Hola Carolina:

    Muy buen análisis del libro y la comparación que realizas con la actualidad de la prensa.

    Un abrazo :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu apreciación, Javier

      Incluso yo esperaba que esta parte fuera más corta, pero siempre me encontraba con detalles que no podía dejar pasar por alto debido a su cercanía con la realidad

      Un abrazo :)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Fausto, de Goethe: conociendo el Sturm und Drang (II)

El cuento del rechazo hacia la desinformación

Preguntas que debes hacerte sobre el Éxodo (II)

Preguntas que debes hacerte sobre el libro de Josué