Harry Potter y la infancia maltratada (I)


Una de las claves que ha hecho posible el éxito de Harry Potter es que es muy fácil identificarse con el protagonista principal, pues es un chico normal sin ningún tipo de talento aparente, hasta que se descubre su naturaleza mágica. Si la temática de Harry Potter no tuviera que ver con la magia, estaríamos ante la historia de un niño que ha sufrido maltrato desde el principio, tanto en su casa como en el colegio, y no sería un semi-gigante montado sobre una moto voladora (Hagrid) el que viniera a rescatarle, sino los servicios sociales. Tener como dormitorio una reducida alacena debajo de las escaleras, aguantar los constantes desprecios de sus tíos (Harry es huérfano y vive con ellos), aguantar el acoso de su primo y de sus amigos en el colegio, y para colmo no tener apenas amigos porque todo el mundo parece rehuirle, podría ser el inicio de una historia dramática o de terror; creo que la protagonista de Carrie, de Stephen King, no tenía una vida muy diferente a la de Harry. ¿Pero qué se la pasa por la cabeza a un niño maltratado de 11 años cuando le dicen que es más especial de lo que cree ser, y que su mundo puede cambiar?:

"Hagrid miró a Harry con afecto y respeto, pero Harry, en lugar de sentirse complacido y orgulloso, estaba casi seguro de que había una equivocación. ¿Un mago? ¿Él? ¿Cómo era posible? Había estado toda la vida bajo los golpes de Dudley y el miedo que le inspiraban tía Petunia y tío Vernon. Si realmente era un mago, ¿por qué no los había convertido en sapos llenos de verrugas cada vez que lo encerraban en la alacena? Si alguna vez derrotó al más grande mago del mundo, ¿cómo es que Dudley siempre podía pegarle patadas como si fuera una pelota?

Si nosotros hubiéramos sido niños normales, con una infancia perfectamente normal, también pensaríamos que todo lo que nos están contando acerca de ser magos tiene que ser por fuerza una broma, pero por el mismo hecho de escepticismo hacia la existencia de magia. Y Harry tampoco puede creerse lo que Hagrid le cuenta, pero no por la magia precisamente, sino porque se considera a sí mismo tan débil e insignificante, que el solo el hecho de creer que en algún momento pudo haber parado los abusos de su familia le parece impensable. La capacidad de defenderse le parece impensable, no la magia ¿Cómo de anulado tenía que estar Harry Potter para pensar de esa manera?



La historia que J.K.Rowling nos cuenta en primer lugar, es la clásica historia del niño al que todo el mundo acosa, y que al final acaba siendo el más especial de todos y el verdadero héroe. Hay además un momento muy puntual en el primer libro, que es crucial por muchas cosas: porque es la primera vez que Harry llega a percibir muy ligeramente cierto potencial de magia en él antes de que Hagrid se lo anuncie oficialmente, y porque hay un elemento que le une a él con sus antagonistas principales, que también fueron niños maltratados o abandonados.

Este momento del que hablo es su visita al zoo con sus tíos y su primo, donde se quedan mirando una enorme serpiente, y a Harry se le pasan los siguientes pensamientos por la cabeza:

"Harry se movió frente al vidrio y miró intensamente a la serpiente. Si él hubiera estado allí dentro, sin duda se habría muerto de aburrimiento, sin ninguna compañía, salvo la de la gente estúpida golpeando el vidrio y molestando todo el día. Era peor que tener por dormitorio una alacena donde la única visitante era tía Petunia, llamando a la puerta para despertarlo: al menos, él podía recorrer el resto de la casa."

Generalmente, las serpientes provocan un sentimiento de rechazo en la mayoría de la gente, las rehuyen, aunque esta esté encerrada en un pequeño habítáculo protegido por un vidrio; es por esto por lo que Harry empatiza tan rápidamente con la serpiente, porque al igual que ella, la gente parece querer huir de su lado todo el rato, y además, también vive encerrado en un pequeño habitáculo. 



Pero algo muy especial pasa, y es que la serpiente parece "oír" los pensamientos de Harry, como si se hubiera creado una conexión entre ellos y el uno comprendiera los sentimientos de la otra y viceversa. Además de esto, cuando Harry cae al suelo por el empujón que le da su primo por querer ver cómo se mueve la serpiente, el vidrio que separa a la serpiente del resto del mundo desaparece misteriosamente; es ahí cuando Harry se da cuenta de que algo muy especial ha pasado entre él y la serpiente, solo que ni siquiera sabe ponerle un nombre. Y como dije antes, la serpiente va a ser el elemento que una a Harry con dos fuertes antagonistas, como son el profesor Snape y Voldemort, que además han tenido infancias ciertamente parecidas, pero han sido sus acciones y decisiones las que han llevado a cada uno por caminos muy distintos en la vida. Pero todo eso quedará para la segunda parte del ensayo.

Todos los comentarios son bienvenidos.

Fuente de las imágenes:
https://www.howtomash.com/vaibhav_sharma/petunia-and-vernon-dursleys-backstory-has-everything-to-do-with-their-hate-towards-harry-potter/24918/

https://es.slideshare.net/moira_IQ/maltrato-infantil-13622913

https://scifi.stackexchange.com/questions/14541/what-kind-of-snake-is-nagini

Comentarios

  1. ¡Hola! Tenía pendiente esta lectura desde hace más de una semana: ¡Por fin he encontrado tiempo!

    El boom de Harry Potter me pilló en un periodo raro de la vida y lo consideré como una moda infantil como hay otras. No fue hasta después que comprendí que era más que u cuento...

    Un día hablando con una madre que se lamentaba de que su hijo era "víctima de bullying" en clase. Recuerdo que me comentó que "por suerte" Harry Potter, llevaba gafas y, en ese sentido, no le atacaban y que, además, el niño en cuestión se lo tomaba con cierta filosofía porque Harry también había sufrido maltrato y, sin embargo, ello no le había impedido hacer grandes cosas.

    Este artículo despertó ese recuerdo precisamente por la importancia del maltrato y de la visión de la víctima.

    Hasta pronto (me paso a la segunda parte ;))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María,

      Para muchos niños (y muchos adultos) esta saga fue una válvula de escape muy importante de sus problemas diarios, ya nolo por el argumento en sí, sino porque los problemas que tienen la mayoría de los personajes son muy cercanos. Es más, hace ya algún tiempo leí un estudio donde se decía que parte del éxito de Harry Potter se debía a que hacía sentir a los lectores como si fueran parte de un grupo, de una comunidad social fuerte y arraigada siempre dispuesta a ayudarte cuando lo necesitaras; es decir, no es solo fantasía, sino que hay mucha psicología en esta saga.

      Me alegra mucho que esta entrada te haya hecho recordar ese momento puntual, y por supuesto, también me alegra mucho leer tus comentarios en el blog :)

      ¡Un abrazo!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Fausto, de Goethe: conociendo el Sturm und Drang (II)

Preguntas que debes hacerte sobre el libro de Josué

Preguntas que debes hacerte sobre el Éxodo (II)

El cuento del rechazo hacia la desinformación